El Comercio

Mariví Monteserín reclama unapolítica industrial «que terminecon esta incertidumbre»

La alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, reclamó ayer «una política industrial» que termine «con la incertidumbre» generada año tras año por la subasta de derechos de interrumpibilidad eléctrica o subasta eléctrica.

La alcaldesa avilesina aseguró que todos sus homólogos de la comarca «se encuentran muy preocupados» por la situación y las consecuencias en el tejido empresarial. Además de Alcoa, otras dos empresas comarcales con la importancia de Asturiana de Zinc y ArcelorMittal participan en este proceso.

Monteserín subrayó que este año, se incrementa la preocupación en los ayuntamientos de la comarca por la reducción de la aportación económica del gobierno central a la subasta.

En ese sentido, Monteserín reclamó la necesidad de «un gobierno que defienda bien la industria», reprochando al que fuera ministro, José Manuel Soria, que durante su gestión «no se hiciese nada por defender a la industria ni tener una política energética».

La alcaldesa avilesina lamentó que «durante los cuatro años del gobierno de PP y los once meses de prórroga no se desarrolló ninguna política energética ni industrial», defendiendo la necesidad de un gobierno que tomase las medidas necesarias en este campo.

La primera subasta eléctrica coincidió con Mariví Monteserín ejerciendo de diputada por Asturias en el Congreso, lo que le llevó a mantener diferentes rifirrafes con el ministro José Manuel Soria. Éste aseguró que Alcoa era la compañía con grandes consumos energéticos más interesada en el método de subasta para adquirir los derechos de interrumpibilidad, acusándola de no haber pujado de manera adecuada y reprochando la ausencia de inversiones en sus plantas de aluminio primario.

Ya como alcaldesa, Monteserín vivió la segunda subasta eléctrica, manteniendo su demanda de un cambio en la política industrial.