El Comercio

Las mujeres son titulares del 50% de las explotaciones ganaderas

Público asistente a la charla de ayer.
Público asistente a la charla de ayer. / JOSE PRIETO
  • «Son clave para atajar los problemas más importantes del medio rural, el envejecimiento y la despoblación», asegura la consejera Álvarez

En Asturias, la mitad de las explotaciones ganaderas son titularidad de mujeres, un fenómeno que no ocurre en otros puntos de España. También son ellas las que están más vinculadas a iniciativas como el turismo rural, el sector agroalimentario y los servicios fuera del entorno urbano. «La mujer es clave para atajar uno de los problemas más importantes que tiene el medio rural que es la masculinización, el envejecimiento y el despoblamiento», destacó ayer la consejera de Medio Rural, María Jesús Álvarez, en un acto celebrado en la Escuela de Emprendedoras para conmemorar el Día de la Mujer Rural.

Álvarez destacó la importancia de las féminas en este medio «para tejer esa red social y sanitaria que da apoyo al conjunto de la población», y aseguró que solo contando en ellas «se puede plantear que el medio rural de la región tenga no sólo presente, si no futuro».

Para que ese papel tome más fuerza, existe un programa piloto denominado 'Más que un respiro', que complementa las tradicionales tareas de sustitución en las cooperativas. Se trata de que las mujeres puedan disponer de más tiempo para formarse, atender sus tareas como cooperativistas o simplemente para tener un momento de ocio y descanso, gracias al empleo de otras mujeres que las ayudan a su vez en tareas que ellas no pueden realizar.

La consejera explicó que las mujeres fueron las primeras en irse del medio rural, particularmente en Asturias. Se fueron a las ciudades, donde se formaron, y las que vuelven ahora al campo lo hacen con una formación superior a la del hombre, encargándose ya de la mitad de la actividad económica de estas zonas. Y esto con la dificultad añadida de que «las mujeres que habitan en áreas rurales viven en un entorno social menos abierto, en el que la estructura familiar tradicional mantiene su vigencia y ofrece menos oportunidades para su incorporación a una actividad profesional independiente», explica Álvarez.

El Pleno de la Junta General, por su parte, aprobó ayer una declaración institucional con motivo del 'Día Internacional de la Mujer Rural' en la que muestra su apoyo a este colectivo y se compromete a generar políticas publicas dirigidas a mejorar su vida personal, laboral y familiar. En Asturias más de cinco mil mujeres trabajan en el medio rural y «es necesario hacer políticas que contribuyan al reconocimiento de sus derechos que tiendan a reforzar su futuro», aseguran.'