El Comercio

La Cofradía del Colesterol premia «la implicación con los hábitos de vida saludables»

Foto de familia de todos los premiados en las diferentes categorías a la entrada del NH Collection Palacio de Avilés.
Foto de familia de todos los premiados en las diferentes categorías a la entrada del NH Collection Palacio de Avilés. / MARIETA
  • Salvador Zamora y el hockey femenino reciben los galardones HDL en una gala en la que se otorgaron tres Mandiles y se nombraron nuevos Cofrades de Honor

A ritmo de bailes regionales, la Cofradía del Colesterol Bueno, HDL, acompañada de otras entidades gastronómicas de Asturias, nacionales e internacionales entregó sus premios anuales, que celebraron este año su decimoséptima edición. Salvador Zamora y la selección femenina de Hockey sobre Patines, premiados HDL, Mandiles y Toda una vida compartieron escenario para recibir los galardones que reconocen sus aportaciones laborales y personales en el campo de la buena alimentación.

Los primeros en pasar por el escenario fueron los tres nuevos Cofrades de Honor de la entidad avilesina, Pepe Ruiz, Luis Alberto da Fonseca y Carmelo Paniagua. La Cofradía ha querido hermanarse con ellos por su implicación y su difusión de la buena alimentación. Luis Alberto da Fonseca, secretario del Consejo Europeo de Cofradías, quiso destacar la importancia del reconocimiento y del trabajo que a diario se realiza desde las diferentes entidades, «es un orgullo poder venir aquí porque sigo de cerca el trabajo de esta cofradía, que está siempre presente en las actividades que organizamos desde CEUCO. Es muy importante la labor de estas entidades, que son vitales desde el punto de vista cultural y saludable por todo lo que suponen», destacó.

Carmelo Paniagua sin embargo no es nuevo en la entidad, sino que da el salto de socio de número a Cofrade de Honor. «Creo en el trabajo que se hace aquí porque se hace mucho por la salud y el bienestar. Es muy importante enseñar a tener una vida saludable, sobre todo para las personas como yo que nos dedicamos al mundo del deporte». El tercero de los nuevos Cofrades de Honor, Pepe Ruiz, también sabe mucho de estas distinciones, no en vano lo es de quince cofradías españolas. «Es un honor que me escojan a mí, en esta ciudad pisé por primera vez un escenario de teatro y me siento admirado de ver cómo ha cambiado desde entonces en todos los sentidos».

La Cofradía del Colesterol también entregó ayer tres de sus Mandiles, que recayeron en la gimnasta Lucia Muñiz Chillón, que destacó «el ejemplo que da la Cofradía a la hora de enseñar la importancia de la buena alimentación»; Ana María Benito, presidenta durante 25 años de la Asociación Avilesina de la Lucha Contra el Cáncer, que emocionada agradeció el distintivo que «es para mí una alegría porque se sigue valorando mi colaboración con la entidad», apuntó; y por último, al empresario Fernando Álvarez Balbuena, que se mostró orgulloso de la distinción y señaló que «la Cofradía se preocupa mucho de la salud y de dar buenos consejos, que yo sigo a rajatabla porque soy un deportista nato».

Los premios Toda una vida recayeron este año en el Hospital San Agustín y el Colegio San Fernando. Los primeros destacaron el valor del trabajo de cofradías como la del Colesterol para mejorar la calidad de vida de las personas y los segundos agradecieron el reconocimiento al trabajo de 75 años.

Los galardonados con el Premio HDL fueron los últimos en intervenir y recoger sus estatuillas. Mientras que Salvador Zamora apuntaba que comparte fin con la Cofradía ya que «la prevención es la misión de la investigación actual», el seleccionador español de Hockey, Alejandro Díaz, agradecía el reconocimiento «muy valioso para todo el equipo porque no se suele poner en valor lo que hacemos. Es más importante la camiseta de Piqué que nuestros logros. Para las chicas este reconocimiento era fundamental, lo necesitaban», comentó.

En la gala también intervino la alcaldesa, Mariví Monteserín, que puso énfasis en la labor de la propia Cofradía. «Se convierte en una voz de la ciudad que nos recuerda la importancia que tiene para conseguir y mantener una salud de calidad, la sabia combinación de una rica y variada alimentación y una práctica continuada y moderada de deporte», señaló. La segunda parte de estos galardones tendrá lugar hoy, a las 11 horas, en el paseo de la ría, donde los dos premiados HDL descubrirán los monolitos en su honor. Este año la Cofradía del Colesterol Bueno ha optado por dar el salto a la margen derecha de la ría para evitar sobrecargar la zona izquierda.