El Comercio

El congreso de ergonomía será internacional y esperar reunir a 500 asistentes el próximo año

Una sesión de las jornadas de este año.
Una sesión de las jornadas de este año. / MARIETA
  • Su presidente, Javier Llaneza, destaca las aportaciones científicas sobre la fatiga «que se convierte en el nuevo reto de las empresas»

El Congreso de Ergonomía celebrará en 2017 una nueva edición, pero de carácter internacional y con el objetivo de convocar en la ciudad a cerca de 500 participantes, doscientos más que en los tres días de debate clausurados el pasado sábado. Javier Llaneza, presidente del comité organizador, avanzó ayer que la edición de 2017 obligará a un cambio en la sede, tradicionalmente ubicada en el Hotel NH Collection Palacio de Avilés.

«La presencia de 500 congresistas y las necesidad de contar con diferentes salas nos obliga a buscar una nueva sede para el próximo año», avanzó ayer. Será el séptimo congreso de carácter internacional y Javier Llaneza señala que se espera contar con participantes de Italia, Portugal e Iberoamérica.

La idea es acudir al Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer que se presenta como escenario ideal. De momento, durante la clausura del pasado sábado, la alcaldesa, Mariví Monteserín, expresó su apoyo a la cita que, año tras año, convierte a Avilés durante tres días en la capital nacional de la ergonomía y salud laboral. Llaneza destacó ayer las aportaciones científicas de la edición de este año, sobre todo en lo que se refiere a la importancia de la fatiga.

«Ya se considera en algunos sectores concretos, como el transporte, donde se gestiona con tacómetros, paradas obligadas. Pero en el congreso quedó claro que se debe considerar en una evaluación general de riesgos», afirmó Llaneza, citando la pregunta de si «una persona aceptaría ser operada por un cirujano fatigado o no». De ahí que los asistentes consideraron que uno de los retos de las «empresas saludables» es incluir la fatiga en el análisis general de riesgos.

Llaneza también destacó el incremento, año tras año, de las ponencias libres, tanto en número como en calidad. «Se han producido aportaciones muy interesantes», aseguró, «reclaman tener más tiempo».

Temas