El Comercio

Armadores y mayoristas analizan esta semana la vuelta de Ramón Álvarez

  • Parte del sector plantea adoptar medidas que puedan conducir a modificar la decisión adoptada por la dirección de la lonja

El sector pesquero avilesino sigue revuelto tras conocerse el pasado viernes la reincorporación del primer gerente de Nueva Rula de Avilés, Ramón Álvarez, a su puesto en sustitución de Alfredo Caunedo, seleccionado entre quince candidatos en enero de este año y que presentó su dimisión ante la imposibilidad de acercarse con los integrantes del sector.

A lo largo del fin de semana, se sucedieron reuniones de armadores de la flota con base en Cudillero donde el tema central fue la nueva decisión del presidente de Nueva Rula de Avilés, Santiago Rodríguez Vega, en relación a la gerencia de la lonja.

Una parte del sector parece estar planteando una reacción contundente que exprese su rechazo a la designación de Ramón Álvarez de una manera inequívoca. De hecho, entre hoy martes y mañana miércoles se celebrarán encuentros entre armadores y mayoristas, sin descartar la presencia de minoristas, para estudiar la propuesta que al menos lanza uno de los armadores de una posible suspensión de las operaciones en la lonja avilesina para trasladarlas a la rula de Gijón.

«No sería contratado»

La opción se encuentra sobre la mesa y, unida a la marcha de barcos a Burela, podría significar un varapalo a la actividad pesquera de la rula local. Lo cierto es que lo sucedido con la inspección dinamitó las posibilidades de entendimiento entre Ramón Álvarez y la mayoría de los armadores.

El sistema elegido por Nueva Rula de Avilés para reincorporarlo tampoco ha servido para calmar al sector. De hecho, estos días se recuerdan la convocatoria del concurso convocado en su días, comentándose que el nuevo gerente incumple algunas de las condiciones, como disponer de formación universitaria o capacidad de relacionarse con el sector. La idea más extendida es que se debería haber acudido a alguno de los candidatos que no se seleccionaron en su momento.