El Comercio

El acusado de robar en seis comercios acepta diez años y medio de prisión

  • A la pena de cárcel se suma la responsabilidad civil por las cantidades sustraídas en los negocios

El acusado de robar, con violencia e intimidación, en seis comercios de Avilés aceptó ayer los hechos ante la Fiscalía y acordó con el Ministerio rebajar la pena a los diez años y medio de prisión, frente a los 22 que se le pedían. «Hemos aceptado el acuerdo porque las penas que se le pedían ya eran las mínimas por los antecedentes que él tenía», apuntó su abogado, Luis Alberto Álvarez Arboleya tras la vista oral celebrada en los Juzgados de Avilés.

A esta pena de cárcel hay que sumar la de responsabilidad civil correspondiente a las cantidades sustraídas durante sus robos en los diferentes establecimientos de la ciudad. «Dependiendo de su comportamiento y colaboración puede que en cuatro o cinco años consiga el tercer grado», explicó su letrado, que apuntó que «a pesar de contar con el atenuante de drogadicción este quedó compensado con los agravantes de violencia e intimidación que utilizó para llevar a cabo los robos».

El acusado fue conducido desde la sede judicial avilesina hasta Villabona, donde ya se encontraba desde hace seis meses por estos delitos. Está ingresado en la Unidad Terapéutica, donde le tratan de su drogadicción.

Los hechos se remontan a los meses de febrero y marzo, cuando entró en seis establecimientos diferentes de Avilés, de los que consiguió llevarse 1.820 euros. Los robos tuvieron lugar después de que el acusado cumpliera una pena de ocho años de cárcel por delitos similares. «Él argumenta que recayó de su drogadicción lo que le llevó a buscar dinero fácil», explicó el abogado.