El Comercio

Iñigo Felgueroso.
Iñigo Felgueroso. / MARIETA

La Fundación ITMA defiende su «carácter privado» ante la crítica de la Sindicatura

  • Íñigo Felgueroso apela a una resolución del Tribunal de Cuentas en ese sentido y anuncia que se reunirá con el Síndico Mayor para aclararlo

El director de la Fundación ITMA, Iñigo Felgueroso, expresó ayer su «sorpresa» después de que el pasado lunes el Síndico Mayor del Principado, Avelino Viejo, afirmase que la entidad responsable del Centro del Acero y Materiales Metálicos es «de carácter público» y defendió justamente lo contrario, «la naturaleza privada» de la fundación que dirige.

En una comparecencia en la Junta General del Principado, el Síndico calificó como «anómalo» el proceso por el que la Fundación redujo el peso del capital fundacional de titularidad pública del 75% al 11%, asegurando que, en su criterio y aplicando la legislación estatal sobre fundaciones, es una entidad de «naturaleza pública».

Sin embargo, la opinión de la Fundación es diferente y ayer Felgueroso se ratificaba en que el proceso de reducción del capital fundacional de naturaleza pública fue correcto. «Estamos sorprendidos y perplejos», afirmó. Para argumentar su posición, el director de la Fundación se basa en la resolución del Tribunal de Cuentas que, el pasado abril, fue interpelado por la propia Sindicatura por el proceso de cambio de su capital fundacional.

«La opinión del Tribunal de Cuentas es diferente a la de la Sindicatura. Considera que el proceso se hizo de forma correcta y, además, tenemos el soporte legal de que el proceso se hizo de manera adecuada», insistió Felgueroso. El director del ITMA avanzó que solicitará una reunión con la Sindicatura de Cuentas para aclarar estas discrepancias, ya que la polémica sobre la naturaleza de la Fundación «está generando un gran daño a la investigación en Asturias y nuestros proyectos».

«Sedes públicas»

En su intervención en el parlamento asturiano, el Síndico Mayor argumentó que, con independencia de la titularidad del capital fundacional, la normativa estatal de fundaciones aplica otros criterios, como que la naturaleza del patrimonio de las fundaciones y el origen de su capital. En el caso de ITMA, sus sedes son propiedad del Principado y la mayor parte de su financiación es de origen público, por lo que el criterio de la Sindicatura es que la Fundación es pública.

Preguntado sobre este aspecto, Iñigo Felgueroso reconocía ayer que «nuestros edificios son patrimonio del Principado, pero eso no significa que sea una fundación pública. Ni tampoco por las subvenciones que recibimos. Si se debate nuestra naturaleza, está muy claro que somos una fundación privada. Estamos muy tranquilos». Además, subrayó que la naturaleza privada «es fundamental para impulsar nuestros proyectos de investigación».

Felgueroso no respondió a las preguntas sobre la petición de Foro Asturias sobre la comparencia de la Fundación ITMA en la Junta General del Principado, pero mostró la «total transparencia» de la entidad y su voluntad de informar a todos los partidos políticos de la actividad que desarrolla en ambas sedes. «No ocultamos nada. Tenemos proyectos muy ambiciosos y el daño que se está haciendo con todo esto a la Fundación es desproporcionado», aseguró Felgueroso.

Temas