El Comercio

El Puerto revisa a la baja la previsión de mercancías para cerrar el año

  • Las empresas del sector restan importancia a las 300.000 toneladas menos y creen que se pueden recuperar en los próximos meses

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Avilés actualizó en su reunión de ayer las previsiones del tráfico de mercancías para el presente ejercicio, rebajándolas en algo menos de 300.000 toneladas. Las desviaciones en los movimientos de graneles sólidos explican esta diferencia, que fuentes del sector empresarial relativizan por entender que son cantidades que se pueden recuperar en los próximos meses. Inicialmente, el Puerto había previsto para el cierre del ejercicio de 2016 un movimiento algo superior a los cinco millones de toneladas, en concreto, 5.066.000, reajustándolo ahora a 4.768.000, algo menos de trescientas mil toneladas.

El Consejo de Administración, en cambio, dejó sin revisar las previsiones de los tráficos para los próximos años, dejándolos invariables, y a la espera de que en el primer trimestre se posean datos más concretos para poder hacer el ajuste necesario si fuera preciso. El plan de empresa del Puerto se realiza a cuatro años y lo normal es hacer dos revisiones al año.

Cuatro han sido fundamentalmente las mercancías que han tenido hasta el mes de septiembre un peor comportamiento, respecto al mismo mes del año pasado. Se trata del clínker, con 161.000 toneladas menos, después de que Tudela Veguín tomara la decisión de desviar ese tráfico hacia El Musel. En cok de petróleo la bajada ha sido de 147.000 toneladas, algo que se explica por las obras que García Munté está afrontando en la actualidad en el puerto, y también porque el año pasado había movido cerca de 700.000 toneladas, doscientas mil más de lo previsto. Los abonos también han bajado en unas 88.000 toneladas por un mercado interior que se está moviendo mejor, y finalmente el concentrado de mineral de Asturiana de Zinc ha bajado en 41.000 toneladas, una cifra que se considera irrelevante y que este mismo mes incluso podría recuperarse.

Las mismas fuentes empresariales insisten en que el movimiento del puerto de Avilés se sitúa habitualmente en torno a los cinco millones de toneladas y que cualquier fluctuación a la baja de estas características no tiene mayor importancia porque depende de múltiples factores que en un momento determinado pueden cambiar para mejor.

Por último, el consejo de ayer elevó al órgano de contratación la propuesta de adjudicación de la licitación «Servicio de obras civiles menores accesorias al Puerto de Avilés» a la futura UTE a constituir por las empresas Ariexca S. L y Todeca Topoperforaciones S. L..