El Comercio

Innovación en clave japonesa

La artista japonesa, ayer junto a algunas de las obras que expone en Avilés.
La artista japonesa, ayer junto a algunas de las obras que expone en Avilés. / JOSÉ PRIETO
  • La artista Hisae Yanase protagoniza el XXII Certamen 'San Agustín' de Cerámica

Aunque la muestra lleve su firma, la polifacética artista japonesa Hisae Yanase (Japón, 1943) ha querido dejar claro que 'Kuchu no Hako' no podría haber salido adelante sin la colaboración desinteresada de muchas personas. «El proyecto estaba organizado de una manera específica para que pudiese participar todo el mundo, incluso aquellos que no estaban familiarizados con las artes plásticas», explicaba ayer durante su charla matutina en la Factoría Cultura. Por la tarde, el Centro Municipal de Arte y Exposiciones (CMAE) acogió la inauguración de la exposición que protagoniza la XXII edición del Certamen 'San Agustín' de Cerámica.

Yanase se mostró muy sorprendida por las «ideales» instalaciones de la Factoría Cultural, lugar que aseguró que constituye «una fuente de inspiración para los jóvenes artistas y una plataforma estupenda para presentar sus trabajos». La artista sabe muy bien de lo que habla, ya que hasta hace apenas unos años era profesora de cerámica en la Escuela de Arte Mateo Inurria de Córdoba, donde lleva afincada más de treinta años; aquí comenzó también a idear la muestra que trae a Avilés, cuyo nombre es plenamente evocador. 'Kuchu no Hako' se traduce literalmente como 'Caja en el aire', formas y lugar que protagonizan la exposición.

La ceramista, pintora y escultora aconsejaba a los presentes en su conferencia que «la falta de recursos económicos no debe frenar un buen proyecto, se puede hacer mucho con la voluntad», indicación que ella misma ha tenido que aplicar en multitud de ocasiones, esta última sin ir más lejos. «Cuando ya teníamos la idea, nos dimos cuenta de que no teníamos dinero para llevarla a cabo», bromeaba la artista. Pero esto no frenó sus aspiraciones y, tal y como ella explica, puso en marcha un negocio 'express' de venta de obras. «Vendimos más de 250 piezas de cerámica por 15 euros cada una, logrando cerca de 4.000 euros y la aceptación popular, no paraban de pedirnos más y más piezas, fue estupendo», apuntó Yanase.

La artista desveló algunos secretos de su obra y en qué aspectos artísticos buscó inspiración para terminar colgando sus creaciones en el aire. «Siempre se tiene la idea de cerámica como algo rígido y pesado, por lo que pensé en la forma de darle un aspecto más liviano con el objetivo de romper estereotipos», reveló. La trayectoria de la japonesa se caracteriza precisamente por dotar de expresividad y significado a todos sus trabajos, que tienden a ser de reducido tamaño y con tintes barrocos, florales y animales.

Las manos y la mente de la japonesa no tienen intención de parar de crear arte y aunque la artista se jubiló hace unos años, ahora realiza cursos y charlas sobre cerámica contemporánea, así como otro tipo de intervenciones en espacios públicos. Su característico estilo la ha conducido a prestigiosas salas expositivas de Italia, Bélgica, Holanda, Suiza, Portugal, Nicaragua, México, Marruecos, Túnez, Taiwán, Corea del Sur, Canadá y, por supuesto, Japón y España.

Su trabajo descansará unos días en el CMAE antes de tomar nuevos rumbos, en lo que supone una oportunidad única para contemplar sus creaciones artísticas. La alcaldesa Mariví Monteserín recalcó durante la inauguración su deseo de que las enseñanzas de Yanese calen en los alumnos de la Escuela de Cerámica en particular y en los ciudadanos en general, a quienes animó a asistir a la muestra que estará en Avilés hasta el próximo 26 de noviembre. Las visitas se pueden realizar en horario de 11 a 13 y de 18 a 21 horas de lunes a viernes.

Temas