El Comercio

El Ministerio comunica el cierre definitivo de la pesquería de bonito del norte

La Dirección General de Ordenación Pesquera emitió ayer la comunicación del cierre definitivo de la pesquería del atún blanco del norte, estableciendo la fecha de dicho cierre en el pasado día 5 de octubre, un día que ya había sido marcado como de cierre provisional y precautorio. «En este momento, a la vista de los datos actuales de capturas de atún blanco del norte en aguas del océano Atlántico, al norte del paralelo 5º N que obran en poder de la Secretaría General de Pesca, procede establecer como definitivo el cierre de la pesquería», explica el comunicado remitido en el día de ayer.

Ya el día 26 de septiembre se había dado un primer aviso de cierre precautorio de la campaña del bonito, una orden que sorprendió a muchos pescadores en plena faena y puso patas arriba el sector. Solo un día más tarde, el Ministerio procedió a reabrir la pesquería, previniendo de un nuevo cierre provisional el 5 de octubre que, finalmente, ha resultado definitivo.

Según los datos facilitados por el Ministerio, en esta temporada se habían capturado 16.017 toneladas de esta especie, cuando el cupo estaba limitado a 15.000. Asturias, además, habría sido la cuarta provincia española en la que más bonito se desembarcó, con 1.759 toneladas de pescado, solo por detrás de Guipúzcoa, con 4.318 toneladas, Santa Cruz de Tenerife, con 3.186 y Cantabria, a donde habrían ido a parar otras 2.680 toneladas. La vecina Lugo se habría quedado en las 1.149 toneladas, casi lo mismo que Vizcaya, mientras que a La Coruña solo habrían llegado 486.

En Avilés

En Avilés, la de este año fue la peor costera del bonito de la última década. El peso rulado solo alcanzó las 745 toneladas y supuso un descenso del 18% con respecto a las cifras de 2015. La facturación también se vio resentida, quedándose en los 3,2 millones de euros, cuando en los años anteriores se habían alcanzado los 4 o incluso 4,5 millones.