El Comercio

Leonor Watling.
Leonor Watling. / LVA

«Me cuesta mucho decir que no si me presentan un buen proyecto»

  • La polifacética artista pondrá mañana la música en 'Las noches de la Suite' del NH junto a su compañero de grupo

  • Leonor Watling.Cantante de Marlango

Música, cine y televisión. Leonor Watling ha arrasado en todas las disciplinas artísticas de una manera apabullante, que le ha valido la nominación a dos premios Goya y una carrera musical de doce años en el grupo Marlango. Ella y Alejandro Pelayo llegan mañana a Avilés para actuar en 'Las noches de la Suite' del NH Palacio de Avilés a partir de las 21 horas.

-Echando un vistazo a su trayectoria parece que desde muy pequeña ya tenía claro aquello de 'mamá, quiero ser artista'.

-Aunque lo parezca mirado con perspectiva, para nada fue así. Yo creo que todos los niños si les das la oportunidad buscan maneras de expresarse heterogéneas que se alejan de lo académico. En mi caso, llegó un momento en el que no me veía haciendo otra cosa. Fue un poco una tendencia progresiva, es como el ludópata que se junta con jugadores de póker. Odio cuando leo declaraciones tipo «yo con cinco años ya tenía súper claro que me iba a dedicar a esto». ¡Pues yo no! (risas).

-Después de más de diez años, ¿qué podría decir del proyecto 'Marlango'? ¿Se esperaban tanto éxito?

-Nunca hemos pensado en el futuro, aunque evidentemente somos humanos y hemos tenido sueños como todos. Cuando comenzamos a grabar el primer disco la expectativa era conseguir grabarlo y ya está. En ese sentido sí que nos superó mucho el impacto del proyecto y por eso estamos muy orgullosos.

-¿Son complicados los dúos de cara al entendimiento?

-No hubiésemos durado tantos años de no ser como uña y carne. Más que un amigo o un compañero de trabajo es casi como mi hermano. Él siempre nota si un día estoy mal o si durante un concierto no me encuentro cómoda a la hora de cantar una canción.

-¿Espera que le vuelvan a ofrecer esos grandes papeles con los que arrasó en la gran pantalla?

-Últimamente me he centrado en papeles más secundarios por compaginar esta faceta con la música y, por supuesto, con pasar todo el tiempo posible con mis hijos. Pero nunca se sabe, no quiero renunciar a nada. Además, soy una persona a la que le cuesta mucho decir que no si me presentan un buen proyecto.

Temas