El Comercio

Las inversiones sostenibles permiten acometer obras como por ejemplo la rehabilitación de la cubierta en el hórreo de El Carbayedo.
Las inversiones sostenibles permiten acometer obras como por ejemplo la rehabilitación de la cubierta en el hórreo de El Carbayedo. / MARIETA

El Ayuntamiento formaliza un crédito que le permitirá acometer obras por valor de 2,6 millones

  • Se actuará en los barrios de La Luz, Versalles, Llaranes, San Cristóbal y La Carriona, así como en el cementerio y la Casa de Cultura

El Ayuntamiento ha formalizado el crédito previsto para este ejercicio por valor de 2,6 millones de euros con el que tiene previsto acometer inversiones en Llaranes, La Luz, Versalles, La Carriona, El Carbayedo, San Cristóbal y la Casa de Cultura. Además, este nuevo préstamo permitirá a la administración local hacer frente al compromiso del millón de euros que aporta Avilés al convenio firmado con el Principado para la construcción de la nueva sede de la Escuela Superior de Arte en la margen derecha de la ría.

Entre las obras a ejecutar en La Luz se encuentra la construcción de un nuevo aparcamiento en las inmediaciones del campo de fútbol y el acondicionamiento de un carril que irá de la rotonda de Pizarro a Hermanos Pinzón. Además, destinará 20.000 euros a dotar de un nuevo equipamiento el centro sociocultural.

Una parte importante de este nuevo crédito se destina a ejecutar obras en las instalaciones deportivas de Llaranes, que completan las que ya se preveían y que recientemente se han adjudicado con cargo a las inversiones previstas con el remanente del año pasado. Entre esas obras se encuentra la construcción de un nuevo aparcamiento y una zona verde en el entorno del Muro de Zaro o la construcción de un nuevo vestuario en este mismo estadio. Además, en La Toba se adecuará y se cerrará la pista de atletismo, además de dotarla de nueva iluminación. También en Llaranes, se restaurarán los murales del colegio que lleva el nombre del barrio.

Los planes municipales pasan también por mejorar otros equipamientos deportivos en la ciudad con cargo a este nuevo crédito, como el velódromo de San Cristóbal o la instalación de una nueva silla/grúa en la piscina de El Quirinal.

En los barrios de Versalles, La Carriona y Somorrostro habrá mejoras en sus parques infantiles en donde se instalarán nuevos juegos y en el caso de Somorrostro, en La Carriona, también se colocará una valla protectora. También en Versalles se construirán rampas de acceso al Centro Cívico de Los Canapés y se iniciará el plan para mejorar sus patios interiores con la reurbanización de las calles David Arias, Ana del Valle y Principado de Asturias, con un presupuesto de 245.000 euros.

La Casa de la Cultura tendrá también mejoras en sus baños y contará con un nuevo proyector digital de cine. La inversión prevista, hasta completar los 2,6 millones de euros, se completará con la construcción de osarios en el cementerio de La Carriona, la adquisición de un vehículo para el servicio de alumbrado público y la instalación de señalización inclusiva en los edificios municipales.

Estos proyectos se suman a los que ya están en ejecución a través de las inversiones sostenibles que suman 3,6 millones de euros y que estarán finalizados antes de que concluya el año. Los que se ejecutarán a cargo de este crédito en su mayor parte se ejecutarán a lo largo del próximo año ya, puesto que todavía restará realizar los trámites necesarios para su adjudicación.

26,9 millones de deuda

El nuevo crédito formalizado por el Ayuntamiento, firmado con el BBVA, hace que en este momento la deuda viva del Ayuntamiento se sitúe en los 26,96 millones de euros, que supone un 46,34% de los ingresos corrientes computables, un porcentaje muy alejado del 75% que permite el Ministerio de Hacienda como límite para concertar operaciones de crédito sin autorización previa.

La concejala de Hacienda, Raquel Ruiz, destaca «la buena salud financiera de las arcas municipales, fruto de una gestión responsable y rigurosa de los recursos públicos». Recordó que el año pasado el Ayuntamiento llevó a cabo varias actuaciones para «la reorganización, racionalización y amortización anticipada de la deuda municipal». Una de ellas permitió rebajar el interés que pagaba el Ayuntamiento del 4,25% al 0,87 y 0,50% de dos créditos que sumaban casi cuatro millones; y en otra se amortizó anticipadamente un préstamo de 2,9 millones de euros.