El Comercio

Caitlin Krisko durante una actuación en Estados Unidos.
Caitlin Krisko durante una actuación en Estados Unidos. / B. HENSLEY

«Lo importante es hacer buena música, el resto sólo ocurre a causa de ello»

  • El grupo norteamericano se sube esta noche al escenario del Niemeyer con la convicción de que el éxito profesional reside en las canciones

  • Caitlin Krisko. Vocalista de The Broadcast

Pocos grupos han entrado tan fuerte en el panorama musical independiente de los Estados Unidos como The Broadcast. Esta banda, formada por cinco músicos que complementan sus estilos soul, blues y rock a la perfección, llega hoy a las 22.30 horas al Centro Niemeyer para presentar su galardonado álbum debut, 'Dodge the arrows', pero también temas de su renovado último disco, 'From the horizon'.

-¿Qué esperan de su primer tour europeo?

-Llevábamos esperando por esto muchísimo tiempo. Somos buenos amigos de la banda Snarky Puppy, que ha estado actuando por Europa durante muchos años. Nos han dicho desde el principio que los sitios a los que han ido y los fans que han conocido son algunas de las experiencias más excitantes e inspiradoras que han tenido nunca. Ya nos han avisado de que quizá nunca queramos volver a América... ¡puede que sea verdad!

-Ofrecerán muchos conciertos durante su gira. ¿Nunca se cansan de actuar y viajar?

-Por supuesto que no. Nos levantamos cada día sintiéndonos increíblemente bendecidos. Ser capaces de visitar nuevos lugares y conocer a gente de todas las partes del mundo a través de nuestra música es una de las cosas más espectaculares que hemos experimentado nunca.

-En su página de redes sociales se puede apreciar que tienen una sólida y leal base de fans. ¿Cuál es su secreto?

-Tenemos mucha suerte de tener unos fans tan leales. Nuestro objetivo en cada concierto es excavar profundo en nuestra música y en las conexiones con el resto de la banda. Creo que esta conexión permite al público sumergirse en la música con nosotros y tener una experiencia que sólo podrían tener con The Broadcast.

-¿Dónde buscan inspiración?

-Si vives de una manera creativa cada día, la inspiración está siempre a tu alrededor. Nos encanta utilizar las historias de la gente que hemos conocido y dejar que influyan en nuestras canciones. La naturaleza y la geografía nos inspiran muchísimo también. Se puede apreciar una gran diferencia entre la música que hacemos en Nueva York y la que producimos en Asheville (Carolina del Norte).

-¿Cómo describirían su estilo musical?

-Nos gusta presentarnos como un grupo con influencias soul, blues y rock.

-¿Cuál es el mejor consejo musical que les han dado?

-«Si te puedes imaginar haciendo algo, lo harás». Nosotros no podemos imaginar nada más que estar todos los días en una furgoneta conduciendo hacia la próxima ciudad para llevar la magia a los amantes de la música.

-¿Y qué recomendarían a los jóvenes músicos que comienzan?

-Que se centren en las canciones. Si tienen buenas piezas, el resto irá saliendo bien también. En el pasado había épocas en las que nosotros no entendíamos cómo llegar al 'siguiente nivel', y el secreto siempre acaban siendo las canciones. Refuérzalas, edúcate a través de las correcciones y enséñate a ti mismo qué caracteriza a un 'hit'. El resto sólo son detalles que ocurren a causa de la música.

-¿Habían escuchado algo sobre Avilés antes?

-Cuando descubrimos que nos embarcaríamos en el tour europeo, yo busqué en Internet información sobre todas las ciudades en las que actuaríamos. Avilés me sorprendió mucho, las fotos y los vídeos la pintaban como una auténtica ciudad de cuento. ¡No podemos esperar para conoceros a todos allí!

-¿Qué esperan de la industria musical y del futuro?

-La industria musical va a tender cada vez más a ser polifacética. Ya no se trata sólo de hacer canciones, sino también de hacer álbumes, giras, crear merchandising interesante, ser activo en las redes sociales y trabajar constantemente para mejorar tu arte. La 'industria' ha pasado a ser un término obsoleto, lo que es positivo para los artistas, que ven más poder en sus manos. Nosotros mismos no habríamos sido capaces de tener la carrera que tenemos ahora hace 15 ó 20 años. Ahora no necesitamos una compañía o un manager, con determinación lo puedes lograr todo por ti mismo.