El Comercio

La ciudad consolida su oferta de cruceros y se incorpora a la de Gijón

El buque de cruceros 'Boudicca' amarrado en el puerto de Avilés visto desde el parque de El Muelle.
El buque de cruceros 'Boudicca' amarrado en el puerto de Avilés visto desde el parque de El Muelle. / MARIETA
  • La afluencia de turistas se mantiene en octubre gracias a las excursiones provenientes de El Musel, que suman doscientas visitas sólo este mes

Aunque el buque 'Black Watch' levó sus anclas el pasado 5 de octubre, en lo que significó el cierre de la temporada de cruceros en la ciudad, Avilés no renuncia a las cifras de visitas provenientes de este tipo de turismo, que la consolida poco a poco como punto de obligada parada en la ruta norteña. En esta ocasión, la principal novedad es la presencia como destino de las excursiones realizadas desde El Musel. Sólo durante este mes en curso se han registrado más de 200 turistas que llegan a Gijón pero que también desean conocer otras localidades asturianas y terminan decantándose por la villa.

Octubre ha sido por tanto un mes muy fructífero en el que la ciudad se ha vuelto a ver inundada de cruceristas en dos fechas concretas. El 6 de octubre, sólo un día después del cierre de temporada en Avilés, llegaron varios grupos de viajeros del 'NCL Star'. La Oficina de Turismo registró la excursión completa a la ciudad de 33 personas, quienes efectuaron parada en diversos establecimientos avilesinos, entre los que destacan los restaurantes; la gastronomía se sigue reforzando como uno de los principales focos de interés de la región de cara al extranjero. Ese mismo día, otros 84 cruceristas pasaron en algún momento por Avilés.

Estas escenas se volvieron a repetir el pasado día 18, cuando 89 viajeros procedentes del 'Navigator of the Seas' recalaron en la ciudad desde Gijón. En su caso, todos integraban una excursión común que les llevó a recorrer el casco histórico avilesino y también Luanco, desplazamiento incluido en el itinerario programado. Repasando todas estas cifras, lejos quedan los primeros proyectos y aspiraciones que trajo la llegada de los dos primeros cruceros al puerto en 2012. Desde entonces, el número de visitas se ha mantenido en una media de cuatro al año y el número de pasajeros ha ido en aumento, con la salvedad de 2014, cuando sólo un buque atracó en la Ría. En total, más de 11.000 turistas han visitado Avilés durante estos cinco años gracias a su llegada al puerto, un número que subirá notablemente en 2017.

Para el año que viene ya están confirmadas cuatro llegadas en los meses punteros, que van de mayo a octubre. No se descarta el cierre de más fechas hasta el inicio de la próxima temporada, que como mínimo igualará numéricamente a la recién finalizada. El buque 'Breamar' protagonizará las dos primeras visitas el 4 de mayo y el 20 de junio, para dejar paso al 'Boudicca' el 25 de julio. Salvo cambios en la programación, el 'Black Watch' volverá a cerrar la temporada de cruceros avilesina el 9 de octubre.