El Comercio

Gómez Noya saluda al público en la plaza de España antes de iniciar la carrera a pie.
Gómez Noya saluda al público en la plaza de España antes de iniciar la carrera a pie. / MARIETA

Avilés se supera en eventos deportivos

  • El homenaje a Javier Gómez Noya vuelve a reflejar la capacidad organizativa de la ciudad

  • Leyendas del deporte avilesino como Dacal o Menéndez Vallín respaldaron al triatleta internacional en una multitudinaria carrera

Avilés se convirtió el pasado mes de junio en la capital del duatlón mundial. Los ojos de muchos países se posaron en una ciudad que demostró estar a la altura de un acontecimiento de gran magnitud, pese a jugar en desventaja con respecto a otras localidades de superior tamaño o mayor número de habitantes. Los avilesinos salieron a la calle y respaldaron una iniciativa sin igual, un punto de partida que el sábado se retomó con la visita del mejor triatleta de la historia de España y uno de los más destacados a nivel internacional: Javier Gómez Noya.

El deportista gallego había recibido el día anterior el premio Princesa de Asturias de los Deportes y, gracias a la colaboración de la Fundación Princesa, el Ayuntamiento de Avilés, la Fundación Deportiva Municipal y las Federaciones de Triatlón tanto Internacional, como Española y del Principado de Asturias, entre todos consiguieron que el cinco veces campeón del mundo y medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 visitase Avilés. Y lo hizo, además, como protagonista de una iniciativa ingeniosa, bonita y emotiva: una carrera popular gratuita, abierta a todo el mundo.

Pese a que las expectativas siempre fueron optimistas, a más de uno se le notó en la cara el gesto de sorpresa cuando a las once de la mañana la plaza de España estaba a rebosar: repleta de aficionados y familiares alrededor del circuito, y llena de corredores dentro de él. Nada menos que 2.000. Y porque cuando se trabaja en grupo y cada uno pone su granito de arena todo sale mejor, entre esos 2.000 se encontraban leyendas del deporte avilesino, personas que jamás caerán en el olvido y que quisieron dar lustre a un evento que no hizo más que poner de manifiesto las posibilidades de una ciudad en la organización de grandes eventos deportivos.

De esa forma, se subieron a la bicicleta en el Centro Niemeyer para realizar casi ocho kilómetros de carrera con Gómez Noya nombres como Rubén Nicieza 'Pola' y Jaime Ruiz Peña, ambos podio el pasado junio en los grupos de edad del Mundial de duatlón, además de Julián Fernández, fundador de la Escuela de Triatlón de Avilés, la primera del país, y primer presidente de la Federación Asturiana de Triatlón. Junto a ellos, medio centenar de jóvenes triatletas entre los que se encontraban avilesinos como Paula Herrero, Nacho Legazpi, Víctor Calles o Víctor Díaz.

Unos minutos de pedaladas, 'selfies' y conversaciones les llevaron a una abarrotada plaza de España que recibió al protagonista y sus acompañantes con una sonora ovación, que no hacía más que dar paso a lo más emocionante de la mañana. Aparcaron sus bicicletas en la zona de transición y para la carrera a pie se unieron deportistas de la talla de los medallistas olímpicos Menéndez Vallín y Dacal, la exjugadora internacional de baloncesto Marta Fernández -hermana de Rudy Fernández, jugador del Real Madrid y exNBA-, el atleta avilesino del Barcelona Aitor de la Coba, y los exitosos y meritorios atletas adaptados Jesús Manuel García y Miguel Ángel Alonso. Todos ellos acompañados por el director general de Deportes del Principado, un José Ramón Tuero que es un aficionado confeso al triatlón. En el pelotón había representantes de casi todos los clubes de la comarca.

Tras los poco más de tres kilómetros de carrera a pie llegó el turno de los discursos. Mariví Monteserín, alcaldesa de Avilés, recalcó el «compromiso de Avilés con el deporte» y el «privilegio» que suponía la visita de Gómez Noya, pues «en Avilés nació el triatlón asturiano». Marisol Casado, presidenta de la Federación Internacional de Triatlón, hizo énfasis en «el esfuerzo y la dedicación de Javier, que además de un gran deportista es una excelente persona». El encargado de cerrar la emotiva mañana fue el protagonista, que agradeció «el cariño recibido» durante «una semana inolvidable». Destacó «la implicación de Avilés con el triatlón, pues seguí de cerca el pasado mundial», y recordó que «conozco esta bonita ciudad desde hace años porque venía a competir en natación».