El Comercio

El juez establece la vinculación entre las distintas demandas por despidos en Montrasa

Los juicios individuales por los 34 despidos de Montrasa no podrán celebrarse hasta que se resuelva el recurso que los trabajadores han presentado al Tribunal Superior de Justicia de Asturias por su despido colectivo. El juez ha considerado que, tal y como había apuntado el representante legal de la empresa, existe litispendencia, es decir, que un proceso depende del otro.

La vista oral por parte de las demandas individuales se había suspendido de forma cautelar el pasado 4 de octubre, y ahora no se le volverá a poner fecha hasta que el TSJA resuelva el recurso, algo que se espera que suceda a corto plazo debido al carácter colectivo de este proceso, en el que los trabajadores ya recibieron un primer varapalo al desestimar la jueza su demanda, con la que pretendían ser internalizados por Alcoa.

El portavoz del colectivo, Ricardo Martínez, considera que «Montrasa no gana nada retrasando el juicio, porque está claro que el despido es nulo y va a tener que hacerse cargo de nuestros sueldos desde el mes de abril». Considera que el único beneficiario de este retraso es Alcoa.