El Comercio

Mercedes Fernández apuesta públicamente por De la Torre como «próximo alcalde»

Mercedes Fernández pasa junto a Carmen Maniega seguida de Carlos Rodríguez de la Torre.
Mercedes Fernández pasa junto a Carmen Maniega seguida de Carlos Rodríguez de la Torre. / MARIETA
  • La presidenta del PP regional pasa de puntillas sobre la crisis del partido en Avilés y la intervención de sus cuentas

La conferencia que la presidenta del Partido Popular de Asturias, Mercedes Fernández, pronunció ayer en Avilés sobre el Impuesto de Sucesiones sirvió para ilustrar la situación del partido en la ciudad y las relaciones con la cúpula regional. El grupo municipal al completo acudió a la charla, que se celebró en el hotel 40 Nudos, pero el comportamiento de ambos bandos fue diferente. Mientras el portavoz municipal, Carlos Rodríguez de la Torre y la concejalas Ana Bretón y Reyes Fernández Hurlé esperaban en el exterior la llegada de Fernández, Constantino Álvarez, Alfonso Araujo y Francisco Zarracina se instalaron directamente en el interior de la sala, donde también se encontraba la presidenta de la Junta Local, Carmen Maniega.

Fue De la Torre el encargado de recibir a Fernández y acompañarla tanto cuando se detuvo a hablar con los numerosos medios de comunicación que la esperaban en el hotel como en su entrada al salón Avilés. También fue él el encargado de compartir mesa y de presentar la conferencia. Mercedes Fernández y Carmen Maniega ni siquiera cruzaron un saludo antes de conferencia. Ni una mirada.

«Carmen es una chica a la que conozco desde hace mucho tiempo», se limitó a decir Fernández cuando se le preguntó sobre sus relaciones con la actual presidenta del partido en Avilés. Apostó claramente, en cambio, por Carlos Rodríguez de la Torre como cabeza de lista en las próximas elecciones municipales. «Todo el PP de Avilés tiene que estar a trabajar en una única dirección, y es que Carlos de la Torre sea el próximo alcalde de esta ciudad porque toca un gobierno de cambio también en Avilés». Aclaró que el actual portavoz municipal es su apuesta y también la del partido, y aseguró no estar «en guerra con nadie» por «falta de tiempo».

Fernández se cerró en banda a hablar de la crisis que el PP avilesino ha vivido en las últimas semanas. «No lo sigo día a día ni con detenimiento», justificó, al tiempo que remitía a la rueda de prensa ofrecida hace unos días por el vicesecretario de organización, Luis Venta. Tampoco quiso pronunciarse sobre la intervención de las cuentas de la Junta Local. «No voy a hacer declaraciones con respecto a esta materia, tengo las cosas clarísimas y el PP nacional también las tiene clarísimas. Es fácil de interpretar», sentenció.

Así las cosas, la situación no parece haberse calmado ni apaciguado y, de hecho, ayer destacó la escasa presencia de militantes del partido en Avilés en la conferencia, frente a la afluencia de representantes de otras juntas locales de Asturias y de diputados regionales del partido que acudieron a apoyar a la presidenta.

Impuesto de Sucesiones

La charla de ayer formaba parte de una serie de encuentros que el partido está manteniendo por toda Asturias para tratar de movilizar a la ciudadanía a favor de la supresión del Impuesto de Sucesiones, una condición que el PP ha puesto al PSOE para apoyar los presupuestos autonómicos. «Es un impuesto injusto, no es equitativo y grava a la clase media como no lo hace en otras comunidades», señaló Fernández, que considera que «no puede suceder que nuestros familiares tengan que renunciar a la herencia por lo elevado de este impuesto».

De la Torre aseguró, además, que este gravamen está motivando que «muchos asturianos se empadronen en otras comunidades autónomas», y explicó también que, desde su cargo de vicesecretario de política municipal -que ocupa desde que, a finales de septiembre, fuera designado en sustitución precisamente de Maniega-, está coordinando acciones para la reducción de la plusvalía municipal en caso de herencias.