El Comercio

Violines para recibir la vida

El dúo formado por Benedicta Abadín y Eugenia Cuesta, durante el concierto.
El dúo formado por Benedicta Abadín y Eugenia Cuesta, durante el concierto. / LVA
  • Tres alumnas del Conservatorio Julián Orbón ofrecieron ayer un concierto en la Maternidad del hospital

Los beneficios de la música clásica en los bebés están más que comprobados, y ayer algunos recién nacidos tuvieron la oportunidad de asistir a su primer concierto en el mismo hospital. El área de Maternidad del San Agustín acogió una breve actuación de varias alumnas de violín del Conservatorio Municipal de Música Julián Orbón.

La solista Paula Prieto, que cursa sexto de enseñanzas profesionales y cuya madre, además, es trabajadora del San Agustín, y el dúo formado por Benedicta Abadín y Eugenia Cuesta, de segundo profesional, todas ellas alumnas del profesor Yulian Petchenyi, interpretaron ayer piezas de autores como Bach que hicieron las delicias no solo de los bebés, sino también de sus progenitores, abuelos y de otros pacientes hospitalizados que se acercaron ayer para disfrutar de esta pausa en las rutinas del centro y que despertó también la curiosidad de algunos profesionales del centro, que se acercaron a escuchar las notas de las estudiantes de violín.

El acto coincidió con la celebración de la Semana de la Lactancia Materna, cuyas actividades continuarán durante toda la semana. Esta misma tarde, desde las 16 hasta las 18 horas, habrá un encuentro de madres lactantes en el Centro de Salud de El Quirinal, que contará con la enfermera Carmen Díez Fernández y la matrona Yolanda Suárez.