El Comercio

Afronta dieciocho años y medio de cárcel por atracar a cinco personas

  • El acusado asaltó a sus víctimas entre el 14 y el 16 del pasado mes de abril utilizando la fuerza para conseguir objetos de diferente valor

Penas que suman un total de dieciocho años y seis meses de cárcel es la petición que la Fiscalía formulará hoy en el juzgado Número 1 de lo Penal de Avilés contra el único procesado como presunto autor de cinco delitos de robo con violencia contra otras tantas personas, dos de ellas menores de edad, durante el pasado mes de abril.

Además, el Ministerio Fiscal solicita la inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de condena, además del abono de las costas procesales y las indemnizaciones correspondientes. La vista se celebrará hoy viernes, 28 de octubre, a partir de las 9.30 horas en el Juzgado de Lo Penal número 1 de Avilés.

El relato de los hechos que presentará la Fiscalía concentra los sucesos delictivos entre el 14 y el 16 de abril, con una forma de actuar similar. El primero de los robos se registró a las diez de la noche del 14 de abril, cuando el acusado abordó a una persona en la calle de Valdés Salas y la empujó contra un turismo al tiempo que le solicitaba la cartera. El interpelado se negó ante lo que el procesado le recogió de su bolsillo un teléfono móvil y huyó.

La víctima no sufrió daños personales y, según señala el fiscal, el terminal fue recuperado posteriormente y entregado a su propietario. El ministerio público considera que se trata de un delito de robo con violencia por lo que solicita tres años y medio de prisión.

El siguiente atraco se produjo el 16 de abril. A las tres de la tarde, el acusado se encontraba en el parque de El Pozón y, según el ministerio fiscal, se acercó a dos menores de edad, ambos de 15 años, solicitándoles un euro. Ante la negativa a dar el dinero, agarró de un brazo a uno de ellos y lo zarandeó al tiempo que lo amenazaba con un puño ante lo que la víctima le entregó un billete de cinco euros.

A continuación, se dirigió al segundo joven para agarrarle fuertemente por los brazos hasta el punto de que su sudadera sufrió desgarros que no han sido tasados. La víctima le entregó dieciséis euros que llevaba. La acusación pública califica los hechos de dos delitos de robo con violencia, solicitando por cada uno de ellos tres años y medio de cárcel.

Ese mismo día, a las diez y media de la noche, el acusado se acercó al quiosco de la Música en el parque de El Muelle, donde se encontraban dos hermanos. La fiscalía asegura que se dirigió a uno de ellos solicitándole el dinero, haciendo el ademán de sacar del bolsillo de su pantalón un objeto que no se ha identificado. El asaltado le entregó su cartera. Acto seguido, el autor de los hechos se dirigió al segundo hermano y, tras colocarle un objeto punzante en el abdomen, le registró los bolsillos del pantalón y le cogió su cartera. Tras ello, huyó del lugar.

La fiscalía considera que se trata de dos delitos de robo con intimidación con instrumento peligroso, planteando por cada uno de ellos cuatro años de prisión. En su petición de penas, el ministerio público considera la atenuante de drogadicción y el agravante de reincidencia.