El Comercio

Dos heridos graves tras colisionar su vehículo contra una pared

Al lugar del accidente se desplazaron un equipo de Bomberos de Asturias, el Servicio de Atención Médica Urgente y la Policía Local.
Al lugar del accidente se desplazaron un equipo de Bomberos de Asturias, el Servicio de Atención Médica Urgente y la Policía Local. / M. BELTRÁN
  • El conductor y una de sus acompañantes fueron trasladados al San Agustín tras el accidente en Concepción Arenal

Dos personas resultaron ayer heridas graves después de que su turismo, un Renault Chamade, matrícula O-3478-AV, colisionase contra una pared nada más salir de su garaje, en la calle de Concepción Arenal.

El suceso se registró sobre las 8.45 horas, cuando J. S. F, de 78 años de edad, conducía su vehículo. Iba acompañado por F. S. B, de 50 años de edad y sentada en el lugar del copiloto, y M. S. S. F, que viajaba atrás.

El turismo salía de su garaje. Por causas que aún no se han determinado, en la rampa de salida del aparcamiento aceleró de una manera muy fuerte para terminar empotrando el vehículo contra la pared situada delante del aparcamiento.

El conductor sufrió un fuerte golpe en la cabeza y el brazo derecho mientras que la persona sentada a su lado sufrió una herida en el ojo derecho y también en el brazo derecho.

Hasta el lugar del accidente se desplazó la UVI móvil del Servicio de Atención Médica Urgente del SESPA que trasladaron a ambos heridos hasta el Hospital Universitario San Agustín, con pronóstico grave.

La tercera persona que viajaba en el coche resultó ilesa. El accidente provocó la movilización de efectivos del parque de Avilés de Bomberos de Asturias y unidades de la Policía Local, para retirar el turismo, limpiar los restos de aceite y hacer el atestado.

Situada justo delante del Palacio de Justicia de Avilés, la calle Concepción Arenal es muy transitada a esas horas. Sólo la casualidad evitó que el vehículo al salir atropellase a algún peatón.

El fuerte ruido provocado por el choque despertó la curiosidad de los vecinos que se asomaron para ver lo que había sucedido en la calle.