El Comercio

Bomberos y Policía Local, anoche en la zona del fuego.
Bomberos y Policía Local, anoche en la zona del fuego. / JOSE PRIETO

Los vecinos del edificio incendiado en La Fruta podrán volver a sus casas

  • Los técnicos municipales aseguran que no existe riesgo de derrumbe de la cubierta, y se permite la entrada a todos los pisos salvo a la vivienda siniestrada

Los arquitectos municipales comprobaron esta mañana el estado del edificio situado en el número 3 de la calle de La Fruta, cuya cubierta se incendió anoche y determinaron que hay riesgo de colapso inminente. Los vecinos, salvo los habitantes de la vivienda siniestrada, podrán volver a sus casas. el tercer piso, tanto del fuego como de la intervención posterior de los bomberos, la vivienda no se encuentra todavía en las condiciones mínimas de habitabilidad.

En la inspección efectuada, los arquitectos han apreciado que el fuego se mantuvo bastante localizado en la zona compartimentada del espacio abuhardillado existente entre el falso techo horizontal de la vivienda y los faldones inclinados de la cubierta. Por este bajocubierta, que no tiene un uso aparente, transcurren buena parte de los cables de la instalación eléctrica de la vivienda. Las llamas originadas en este espacio no llegaron a afectar directamente a la vivienda ubicada bajo el mismo, y sí lo hicieron en el propio bajocubierta, aunque de forma limitada.

«La estructura portante de la cubierta, conformada por cerchas, vigas y pontones de madera, presenta diversos grados de carbonización, si bien, y al menos en lo que a los elementos principales se refiere, ésta no parece haber penetrado muy profundamente en las piezas», señala el informe. Además, los tableros de la cubierta soportados por dicha estructura han sido objeto de renovación parcial, incluyendo en su sección una capa de hormigón.

Por último, el informe elaborado por los arquitectos municipales establece que se incoará el correspondiente expediente al objetivo de tramitar las actuaciones pertinentes para que el edificio y la vivienda afectada recuperen completamente las debidas condiciones de seguridad y uso exigidas por la legislación.