El Comercio

Restos del incendio, ayer junto al edificio afectado.
Restos del incendio, ayer junto al edificio afectado. / JOSÉ PRIETO

El edificio incendiado en La Fruta no presenta riesgo en su estructura

  • El fuego se produjo en la noche del jueves en el falso techo de madera de una buhardilla donde se encontraba el cableado eléctrico

Los vecinos del edificio situado en el número 3 de la calle de La Fruta ya pueden regresar a sus viviendas después de que, en la noche del jueves al viernes, las hubiesen abandonado a consecuencia de un incendio registrado en el falso techo de madera de la buhardilla.

Los técnicos municipales inspeccionaron ayer por la mañana la estructura y aseguraron que no existía riesgo de «un colapso inminente» por lo que se autorizaba el retorno de los damnificados por el suceso, con la única excepción de la vivienda donde se registró el fuego. Además se deberán acometer diferentes reparaciones en el edificio.

Noche en vela

El Centro de Coordinación de Emergencias del 112 Asturias fue avisado del incendio a las 22.58 horas del pasado jueves, 27 de octubre. Una llamada informaba de la existencia de humo en el número 3 de la calle de La Fruta. Se trata de un edificio antiguo, de tres plantas y con una buhardilla.

De manera inmediata, se desplazaron al lugar efectivos de Bomberos de Asturias de las bases de Avilés y Pravia. A las 23.19 horas, la Policía Local, también alertada, confirmó que los vecinos ya habían sido desalojados y los bomberos trabajaban en el inmueble.

En poco más de una hora, a las 00.08, lo dan por controlado. En ese momento, señalaron que el incendio se encontraba en el forjado de la estructura del tejado, en el falso techo. Los bomberos confirmaron que el fuego ha afectado a las vigas y existe mucha carga térmica, además la estructura del edificio hace difícil retirar el material residual acumulado en el lugar.

A las 02.36 horas se dio por extinguido el incendio, por lo que el equipo de Pravia regresó a su base. Los bomberos del parque avilesino siguieron trabajando dos horas más para evitar que se reavivase.

Visita de los arquitectos

Durante la mañana de ayer, los arquitectos municipales inspeccionaron la zona, autorizando el regreso de algunos vecinos al considerar que no existen indicios de que la «cubierta del edificio vaya a sufrir un colapso inminente».

Los arquitectos confirmaron que el fuego se había concentrado en el espacio abuhardillado existente entre el falso techo horizontal de la vivienda y los faldones inclinados de la cubierta. En esa bajocubierta se encuentran buena parte del cableado eléctrico de la vivienda.

Los técnicos aseguran que aunque la estructura «presenta diversos grados de carbonización, ésta no parece haber penetrado muy profundamente en las piezas». Además, señalan que los tableros de la cubierta que soporta dicha estructura «han sido objeto de renovación parcial», incluyendo en su sección una carpa de hormigón.

Por ese motivo, se autorizaba al regreso de todos los vecinos con la excepción de los ocupantes de la vivienda siniestrada. En este caso, tanto la acción del fuego como el posterior trabajo de los bomberos explica que el piso no se encuentre en las condiciones mínimas de habitabilidad.

Además, se realizará un informe para que tanto el edificio como la vivienda cumplan las condiciones de seguridad y uso fijadas por la legislación.