El Comercio

Presentación del dron en el Puerto el jueves.
Presentación del dron en el Puerto el jueves. / J. PRIETO

El Puerto debe pedir autorización al Aeropuerto para poder utilizar su dron

  • La asociación asturiana de operadores de estas naves recuerda que los muelles se encuentran en la zona de seguridad aérea de Asturias

El inicio de las operaciones de control del movimiento de mercancía con un dron en el Puerto de Avilés podría verse retrasada si no se consigue la autorización del aeropuerto para volar en unos muelles que se encuentran en la zona de seguridad aérea de Asturias y en donde estaría prohibido por ley que estas naves volaran. Las negociaciones al respecto ya han comenzado y se espera lograr la autorización para operar con las restricciones que pueda poner el Aeropuerto, básicamente en cuanto al horario de vuelo.

La información publicada ayer por este periódico sobre este novedoso método que utilizará el puerto para medir la mercancía apilada en sus muelles levantó un fuerte revuelo entre los operadores de drones del Principado. La asociación asturiana advirtió de que esta operación se realiza en un espacio restringido en la que sus socios vienen rechazando cualquier trabajo «porque sabemos que no cumplirían la actual ley», señala su portavoz.

Ahora, ante el anuncio de la Autoridad Portuaria, la asociación profesional se mantiene a la expectativa. Espera conocer si el Aeropuerto finalmente autoriza al puerto a operar y si lo hiciera «esperamos tener el mismo trato, porque no se entendería que unos sí pudieran volar y otros no en este espacio protegido que ocupa una parte importante de Asturias». La franja de influencia aeroportuaria en donde está prohibido el vuelo de drones afectaría a los concejos de Cudillero, Muros de Nalón, Soto del Barco, Castrillón, Avilés, Illas, Corvera, Llanera, Siero, Carreño, Gozón y Gijón.

Algunos operadores de dron aseguraban ayer que la propia Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) habría abierto una incidencia para estudiar el plan del puerto avilesino. Este periódico se puso en contacto con la entidad, que no confirmó este hecho, pero sí aclaró que la normativa actual prohibe volar drones en la zona de influencia del aeropuerto, aunque el Gobierno central ultima ya la nueva legislación que flexibilizará los requisitos y permitirá este tipo de vuelos.

La empresa constructora del dron había señalado el jueves en la presentación del proyecto que el único requisito a cumplir era operar a ocho kilómetros del Aeropuerto y eso se cumplía. Sin embargo, las restricciones legislativas son más importantes y ahora el puerto trata de cumplirlas.