El Comercio

Nubes y vapores sobre las instalaciones de baterías de cok de ArcelorMittal.
Nubes y vapores sobre las instalaciones de baterías de cok de ArcelorMittal. / MARIETA

El Principado decide hoy si declara el nivel de prealerta por la contaminación en Avilés

  • La niebla y la ausencia de viento y lluvia han dificultado estos días la dispersión de las partículas en suspensión PM10

La elevada concentración de partículas contaminantes durante el fin de semana en Avilés ha hecho saltar las alarmas en el Principado, que hoy mismo podría declarar el nivel de prealerta anticontaminación si la situación se mantiene como en los dos últimos días. «Medio Ambiente tomará la decisión según los datos de las partículas que se registren al cierre de hoy (por ayer) y en función de los pronósticos de la Agencia Estatal de Meteorología», señala el Gobierno regional en un comunicado.

El contaminante que más preocupa son las partículas en suspensión PM10. Estos días previos se detectaron superaciones de los valores límite diarios en varias de las estaciones de medición de la comarca. Ocurrió, por ejemplo, en las de Llano Ponte, la plaza de la Guitarra y la de Salinas, donde los registros oscilaron entre los 52 y los 60 microgramos por metro cúbico, cuando el límite se encuentra en 50 microgramos. En la estación de Las Arobias, una de las que habitualmente registra medidas más elevadas, no se superaron los límites durante el fin de semana, aunque sí se constataron algunos picos. También ha sido alta la concentración de las partículas de menor tamaño, las PM2,5, especialmente en Salinas, donde la media diaria ha sido de entre 36 y 37 microgramos cuando el límite está en 25.

El problema no es tanto que haya más partículas como el hecho de que las condiciones meteorológicas de estos días estén impidiendo su habitual dispersión. «En situaciones normales, el aire se mueve constantemente, tanto en sentido horizontal por la acción del viento, como en sentido vertical por el gradiente térmico», explica el Principado. Este movimiento hace que las partículas contaminantes vayan ascendiendo y dejen de suponer un peligro para la población. Sin embargo, en los últimos días ha habido una «situación anticiclónica» que ha impedido esta necesaria dispersión.

Así las cosas, el Principado podría declarar el nivel de prealerta «si procede tomar medidas para paliar la situación», y se mantiene «a la espera de la evolución». Medio Ambiente advierte de que si hoy, por tercera jornada consecutiva, se registrasen valores altos de partículas y se mantienen los pronósticos de estabilidad atmosférica para los próximos días, se reunirá a la comisión de seguimiento del Plan de Calidad del Aire «para activar el nivel de prealerta del protocolo anticontaminación y tomar las medidas oportunas».

La situación vuelve a ser, pues, la misma que el año pasado por estas mismas fechas. En dos ocasiones, una a principios de noviembre y otra a finales de diciembre, el Principado activó la prealerta por contaminación con datos similares a los actuales tanto en Llano Ponte como en La Guitarra. Entonces se amenazó, incluso, con obligar a las empresas a tomar medidas para parar o ralentizar su actividad.

De momento, el Servicio de Control Ambiental del Principado está «analizando continuamente» la evolución de la situación para poder evaluar la necesidad de tomar medidas. Los datos que hoy se recojan de los contaminantes detectados ayer serán los que marquen el camino a seguir. En el caso de que por tercera jornada consecutiva se registraran valores altos de partículas y se mantuvieran los pronósticos de estabilidad atmosférica para los próximos días, se declarará la prealerta.

Estabilidad y polvo sahariano

La Agencia Estatal de Meteorología preveía una inversión térmica desde ayer a las seis de la tarde hasta hoy a las seis de la mañana, pero no ofrecía ninguna predicción más allá del mediodía. El departamento de Ciencias de la Tierra del Centro Nacional de Supercomputación de Barcelona (Caliope) anunciaba, por su parte, un descenso de la calidad del aire hasta las nueve de la noche de ayer seguido de una mejoría hasta las doce de esta noche. Si se confirmase esa mejoría, Avilés se libraría tanto de las partículas como de la prealerta ambiental.

Las miradas están no sólo en la estabilidad atmosférica, sino también en otro fenómeno natural: las intrusiones de polvo sahariano, según explica el Principado. «Los modelos de predicción pronosticaron la presencia de intrusiones del 26 al 30 de octubre, pero no existe una coincidencia en las previsiones actuales, ya que algunos modelos anunciaron su retirada y otros sus persistencia», explica Medio Ambiente. El polvo sahariano se quedaría en la zona, al menos, hasta el día de hoy.

El nivel de prealerta es el segundo de los tres que prevé el Plan de Mejora de la Calidad del Aire en la Asturias Central, que contempla uno previo de aviso y otro de alerta. Ese mismo plan incluye una serie de medidas a aplicar, que suponen avisos a la población y reducciones de las emisiones de partículas a la atmósfera procedentes tanto de actividades industriales como del tráfico rodado.

Sin ir más lejos, el año pasado, en diciembre, el Principado instó al Ayuntamiento a detener las obras que entonces se estaban llevando a cabo en la Travesía de La Industria para mitigar los malos datos que constataba entonces la estación de Las Arobias, algo que la alcaldesa se negó a hacer. Las obras trataban, precisamente, de mejorar las condiciones de la zona para mitigar los elevados índices de contaminación y, de hecho, si el año pasado esta estación registraba los valores más elevados de partículas, éste no figura estos días entre las más problemáticas. A esta mejora han contribuido también las diferentes medidas implementadas por el Puerto de Avilés.

Revisión del protocolo

El protocolo anticontaminación que podría aplicarse en circunstancias como la actual está, no obstante, pendiente de revisión. El Principado sacó a licitación su redacción el pasado mes de febrero y, desde entonces, nada se ha sabido del documento que deberá marcar las actuaciones a seguir en situaciones como la actual. El texto debería recoger no sólo las actuaciones a llevar a cabo cuando las partículas en suspensión no se dispersan por la atmósfera, con especial atención a las áreas de Avilés, Gijón y Oviedo, sino también una propuesta de medidas que deberían implantarse en los focos habituales de contaminación.