El Comercio

Avilés y Castrillón entran en prealerta por contaminación

La niebla y la contaminación está situada sobre el centro y la zona norte de Avilés desde hace días. En la imagen la vista desde Molleda ayer a las once y media de la mañana.
La niebla y la contaminación está situada sobre el centro y la zona norte de Avilés desde hace días. En la imagen la vista desde Molleda ayer a las once y media de la mañana. / LVA
  • Medio Ambiente convoca la comisión de seguimiento para este mediodía para decidir si se sube o baja el nivel de alerta

  • Las calles de ambos concejos se regaron para evitar que las partículas PM10 vuelvan a suspenderse

La Consejería de Medio Ambiente ya había alertado el lunes de que era posible que la comarca entrase en nivel de prealerta por la mala calidad del aire y ayer las peores previsiones se hicieron realidad porque las condiciones de estabilidad meteorológica e inmersión térmica continuaron durante toda la jornada. A mediodía el Principado anunciaba la decisión de que Avilés y Castrillón entrasen en nivel de prealerta por los niveles elevados de contaminación que desde el sábado se vienen detectando en las estaciones de medición de ambos concejos.

La cuba pasa por delante de la estación de contaminación de la plaza de la Guitarra sobre las tres y media de la tarde de ayer

La cuba pasa por delante de la estación de contaminación de la plaza de la Guitarra sobre las tres y media de la tarde de ayer / José Prieto

Esta declaración implica la adopción inmediata de medidas por todas las instituciones y empresas que operan en la zona. El Principado, según indicó la directora general de Prevención y Control Ambiental, Elena Marañón, alertó de forma inmediata de la decisión a los dos ayuntamientos y a la Autoridad Portuaria. Los primeros dieron respuesta a la petición formulada pocos minutos después y desde primera hora de la tarde las cubas de las empresas encargadas de limpieza en ambos concejos comenzaron a regar las calles en donde se ha detectado mayores cifras de partículas PM10 en el ambiente. Por su parte, el puerto también puso en marcha todas las medidas de prevención con el riego de los acopios de material, aunque el hecho de que ayer fuera festivo hacía que la actividad en sus muelles fuese muy reducida.

La Consejería de Medio Ambiente ha convocado para el mediodía de hoy una reunión de la comisión encargada del seguimiento de la calidad del aire en la comarca. Será en esta reunión, con todos los datos técnicos sobre la mesa, cuando se decida si se anula el nivel de prealerta porque las condiciones meteorológicas hayan mejorado, si se mantiene la decisión o bien si se sube un escalón más y se declara el nivel de alerta.

La directora regional de Calidad del Aire señalaba ayer que según las previsiones que maneja la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), a las seis de la madrugada de hoy debería concluir las condiciones de inversión térmica que se viven en la comarca desde hace unos días y que han contribuido a que las partículas contaminantes no se dispersen y las mediciones que realizan las estaciones meteorológicas se disparen. Será el dato principal que se ponga sobre la mesa en la reunión de hoy de la comisión de la calidad del aire para adoptar las decisiones oportunas.

Elena Marañón desgranó alguna de las medidas que se incluyen en el protocolo que se activa una vez que se decreta el nivel de prealerta por contaminación. El año pasado, la comarca de Avilés ya vivió dos situaciones similares, una de ellas precisamente en los primeros días de noviembre y otra en diciembre. Según indicó la responsable de Medio Ambiente del Principado, «las medidas afectan tanto a las industrias, como a la actividad portuaria como al tráfico rodado. La principal es el baldeo de las calles situadas en las zonas en las que las estaciones de medición de contaminación han arrojado estos días los peores valores: Salinas, Llano Ponte y plaza de la Guitarra.

Y esa fue la que inmediatamente pusieron en marcha ambos ayuntamientos. En el caso de Avilés, se dieron instrucciones de forma inmediata a Urbaser, la empresa que gestiona la limpieza de la ciudad, para intensificar el baldeo y riego de las calles del centro de la ciudad y especialmente el entorno de las dos zonas afectadas. Los mismo se hizo en Castrillón, en donde Daorje se encargó del riego de la carretera que une Salinas y San Juan a mediodía y por la tarde. En total se destinaron 40.000 metros cúbicos de agua para tratar de evitar la resuspensión de las partículas que quedan sobre el asfalto con el paso de vehículos.

La Autoridad Portuaria también puso en marcha su protocolo de actuación una vez decretada la prealerta. Aunque el hecho de que ayer fuese un día festivo suponía que el movimiento portuario en sus muelles fuese menor que en las jornadas anteriores. La directora general de Prevención y Control Ambiental explicaba ayer que, entre las medidas que se deberían adoptar en el puerto se encontraba la de mantener húmedos los acopios de materiales que se encuentran almacenados en sus muelles. Además, el nivel de prealerta supone también otras medidas de control sobre calefacciones, «aunque dadas las temperaturas esa medida prácticamente es innecesaria en este momento y también el prohibir las quemas agrícolas en los dos concejos.

Las carreteras de gestión regional en el ámbito de Avilés y Castrillón también fueron baldeadas durante la jornada de ayer y el Servicio de Emergencias del Principado (SEPA) alertó sobre la situación también para que se hiciera lo mismo en las carreteras de titularidad nacional.

Además de adoptar medidas para tratar de rebajar el nivel de contaminación, también se hicieron ayer recomendaciones para la población, especialmente para aquellas personas que tengan problemas respiratorios. La nota emitida por el Servicio de Emergencias señala que «aunque este episodio de contaminación no debería suponer un riesgo evidente para la salud, se recomienda a las personas con problemas respiratorios que eviten realizar actividades que impliquen un esfuerzo físico al aire libre».

También se recomienda el uso del transporte público para los desplazamientos y el uso moderado de los vehículos particulares.