El Comercio

«No está relacionado con más emisiones de la industria»

  • El concejal de Medio Ambiente recuerda que el aumento de la contaminación se produce por fenómenos meteorológicos

El concejal de Medio Ambiente de Avilés y la alcaldesa de Castrillón, Luis Ramón Fernández Huerga y Yasmina Triguero, respectivamente, recordaban ayer que «el aumento de las partículas PM10 no está relacionado con un incremento en las emisiones industriales. Está provocado por el fenómeno meteorológico conocido como inversión térmica, que dificulta la difusión de contaminantes en la atmósfera», apuntó Huerga.

La primer edil castrillonense recordó, además, que el año pasado en estas fechas también se había vivido en la comarca una situación similar por las condiciones meteorológicas, «en aquel momento se nos dijo que la niebla podría tener relación directa con el aumento de los niveles en Salinas y que se iba a hacer un estudio, veremos si ya hay resultados».

En todo caso, ambos compartieron la preocupación por la situación atmosférica y se mostraron dispuestos a adoptar todas las medidas que sean indicadas desde el Principado para tratar de paliar los efectos de los altos índices de polución en el aire que se viven estos días en la comarca.

El servicio de Control Ambiental del Principado está analizando continuamente la evolución de la contaminación para tomar medidas para paliar la situación. La prealerta se decreta después de que las estaciones medidoras de Llano Ponte, La Guitarra y Salinas hayan superado el límite de partículas PM10 durante tres días seguidos.

Ayer, desde el Colectivo Ecologista su portavoz, Fructuoso Pontigo, indicaba que «hubo nieblas en toda Asturias y el único sitio donde la contaminación está fuera de rango es la comarca de Avilés, por algo será». De nuevo hacía un recorrido por todas las estaciones de medición y volvía a destacar los picos alcanzados en algunas de ellas y la superación de los máximos establecidos por la Organización Mundial de la Salud.

Por su parte, desde Mavea, David Díaz apuntaba que antes de llegar a la situación actual, desde la Consejería de Medio Ambiente se deberían de haber adoptado medidas preventivas «porque las condiciones meteorológicas que se van a dar se conocen por todos con suficiente tiempo de antelación». En su opinión, «las que se deciden ahora se adoptan tarde y con poca decisión».