El Comercio

Marcos Hernández, desaparecido desde el jueves.
Marcos Hernández, desaparecido desde el jueves. / LVA

«No tener ninguna noticia es un sinvivir», dice la familia del joven de La Luz desaparecido

  • Sus allegados esperan noticias sobre su paradero, mientras que la policía no descarta la posibilidad de una fuga voluntaria

Seis días sin noticias de Marcos Hernández, el joven avilesino de 28 años que salía de su casa el pasado jueves para hacer deporte y ya no volvería. Su familia y la Policía Nacional trabajan en su búsqueda, pero sin resultados hasta el momento. Aunque la familia insiste en que su desaparición no ha sido voluntaria, las investigaciones oficiales no descartan esa posibilidad.

Marcos Hernández se encuentra indocumentado y sin teléfono móvil. «Nunca lleva nada porque va a correr y no quiere perderlo. Hemos preguntado, pero nadie le vio ni tenemos pistas. Estos días hemos tenido llamadas que podían darnos pistas, pero fueron todas falsas alarmas», explican los familiares, que siguen una búsqueda paralela a la de la Policía. «Ya no podemos más, no tener una noticia es un sin vivir», explicaba ayer Kiko Hernández, familiar del joven.

La Policía Nacional mantiene conversaciones continuas con la familia, que ayer volvía a la comisaría de Avilés para estar al tanto de las últimas novedades. «Nos llaman para preguntarnos, pero nosotros no sabemos nada, hemos salido a buscarle y hemos colgado su foto, pero nadie nos dice nada y no hay rastro de él», insistió Kiko Hernández. Aunque el joven desapareció el pasado jueves, no fue hasta el domingo cuando se puso la denuncia oficial ante la Policía Nacional, en la que se reflejaron los antecedentes del joven, que había sido detenido la semana pasada, dos días antes de desaparecer. Aunque nada más se sabe de este hecho o de si está relacionado con su desaparición.

El joven llevaba poco tiempo viviendo en la calle Sebastián Elcano de La Luz, cerca de dos meses. Marcos Hernández seguía todos los días la misma rutina por las mañanas, salía a hacer gimnasia o a correr por Villalegre. «No le conocíamos, es más no sabíamos nada hasta que vimos la noticia en internet», apuntó ayer una vecina del barrio. Y es que la desaparición del joven no se hizo pública hasta el lunes. «Ningún vecino ha comentado nada hasta hoy -por ayer- y a todos nos ha extrañado porque no habíamos escuchado nada ni hemos visto movimiento por el barrio, nada extraño», explicaban ayer algunos vecinos de La Luz.

En los bares de la zona ayer también se comentaba el caso. «Me suena su cara, pero nada más. Llevaba poco tiempo aquí y ningún cliente ha comentado nada. No hay carteles ni los familiares han venido a preguntar. Todo lo que sabemos es por los periódicos», apuntaba una vecina. Además, en el barrio se comenta que a pesar de la gravedad del caso, «no se ve mucho movimiento ni inquietud».

En busca de ayuda

La familia ha dejado pasar el puente festivo antes de adoptar más medidas. «Si seguimos sin novedades colocaremos más carteles, iremos al Ayuntamiento o a donde haga falta para que nos ayuden», explicó Kiko Hernández. Durante el fin de semana sus familiares directos le han buscado en los diferentes hospitales e incluso han preguntado en otros concejos asturianos, donde residen otros miembros de su entorno, pero ha sido infructuosa la búsqueda.

«Estamos muy preocupados. Nos hemos juntado todos. Él no suele hacer estas cosas por eso esperamos que cuando suene el teléfono sea para una buena noticia, tenemos esa esperanza», apuntaba su familia.

Por su parte, la Policía Nacional no da pistas sobre los trabajos que están realizando para encontrarle. «Estamos con las investigaciones y de momento no hay nada más. Es mayor de edad y eso influye. Cuando tengamos alguna certeza la daremos a conocer», explicaron fuentes policiales a preguntas de este periódico.