El Comercio

Lucha teatral contra el hastío

Imagen de un momento de la representación de la obra.
Imagen de un momento de la representación de la obra. / LVA
  • 'Famélica' llega este viernes al Palacio Valdés para cuestionar en clave cómica la falta de pasión en los ambientes laborales

Pese a que 'Famélica' se vende como un planteamiento bastante sencillo en la sinopsis de la obra, esta representación que ocupará mañana viernes a las 20.15 horas el Teatro Palacio Valdés dista mucho de ser descafeinada. Jorge Sánchez, director argentino afincado en España, ya adelanta que «toda idea simple esconde algo mucho más denso detrás», afirmación que se cumple a rajatabla en el caso del texto de Juan Mayorga.

Desde el comienzo del proyecto, los procedimientos creativos hacían sospechar que 'Famélica' iba a cristalizarse como una obra totalmente revolucionaria. A partir de una idea inicial de Mayorga, tanto el propio Sánchez como el elenco de cuatro actores fueron partícipes en todo momento del desarrollo del guión. «No creo que sea una manera mejor o peor de trabajar que otras, pero lo que sí ha permitido es que los intérpretes se familiaricen mucho más con sus personajes porque les han visto crecer», comenta el director. «Todas las instancias creativas son caóticas, lo bueno de trabajar en equipo es que el intercambio de información es instantáneo y eso ha agilizado mucho el proceso», añade.

A partir de aquí, 'Famélica' presenta a una serie de personajes desconformes con su ambiente laboral que deciden constituirse en una sociedad secreta en la que pueden adoptar otros roles y funciones e incluso cambiarse los nombres. «La obra trata el tema de la infelicidad generada en el puesto del trabajo por no poder llegar a cumplir las expectativas que generamos sobre nosotros mismos», explica Sánchez. Por este motivo, los sujetos que se presentan ostentan puestos muy atractivos y de éxito a los ojos de los demás pero poco a los propios.

«Creo que es un fiel reflejo de la sociedad, porque cada vez hay menos gente que va al trabajo con expectativas de autorrealización», apunta el director. Precisamente, Sánchez señala que el objetivo de esta idea es conseguir que el público se identifique con las realidades expuestas y que se hagan preguntas sobre su situación. «Para mí, cualquier obra de teatro que se precie tiene que ser capaz de aportar algo nuevo a quien la ve, que se lleven algo a casa para reflexionar», subraya.

Pero 'Famélica' le da una vuelta más a la trama principal para introducir nuevas temáticas; no de forma casual, todos los personajes adoptan nombres históricos del comunismo italiano. «Aunque queda claro que ninguno de los protagonistas ha repasado a fondo el ideario comunista y simplemente lo utilizan a su conveniencia, sí que hacemos un guiño a las grandes teorías políticas, económicas y sociales del siglo pasado», recalca Sánchez, quien asegura que «no pretendemos hacer una gran revolución utópica de la situación actual, pero sí que la gente se replantee lo desfasadas que están estas dos teorías políticas».

Así, el comunismo y el capitalismo aparecen en el texto a través de un lenguaje buscado intencionadamente para conseguir tal fin. Llegados a este punto, puede parecer que 'Famélica' se ha transformado en una idea radicalmente distinta y mucho más compleja que la inicial, pero tanto el dramaturgo como el director y los actores compensan esta percepción con el uso del humor y la ironía, rasgos conductores durante toda la representación. «El espectador se va a encontrar frente a situaciones realmente absurdas e inverosímiles, aunque me temo que después de los acontecimientos de esta última semana nada consiga sorprenderles ya», bromea Sánchez en clara referencia al panorama político español.

Con tal de no sobrecargar de elementos el planteamiento, la escenografía escogida es muy sencilla y apenas deja sitio para una mesa y un par de sillas a modo de oficina. Con todos estos ingredientes y la ejecución sobresaliente de Mabel del Pozo, Juanma Díez, Xoel Fernández y Aníbal Soto al frente del elenco y la voz en off del mítico José Coronado, 'Famélica' promete arrasar este viernes en el Teatro Palacio Valdés, donde desemboca después de una más que fructífera gira de representaciones por Madrid en la que ha cosechado el aplauso del público y la crítica.