El Comercio

La prealerta por contaminación continúa al no cambiar las condiciones meteorológicas

vídeo

La situación de inversión térmica continúa y la nube de contaminación sigue sobre Avilés y Castrillón. / MARIETA

  • La Agencia Estatal de Meteorología cree que la inversión térmica no desaparecerá al menos hasta la madrugada de mañana

  • El baldeo de calles ha contribuido a que sólo la estación de La Guitarra esté por encimade 50 microgramos en partículas PM10

Las condiciones meteorológicas adversas que han disparado los niveles de contaminación han comenzado a remitir, pero todavía no lo suficiente para que el Principado suspenda la declaración de prealerta en Avilés y Castrillón. La directora general de Prevención y Control Ambiental, Elena Marañón, reunió ayer la comisión de seguimiento de la contaminación atmosférica para analizar la situación después de que el martes se decretase el nivel de prealerta al haber superado tres estaciones de medición (Salinas, plaza de La Guitarra y Llano Ponte) durante tres días seguidos los 50 microgramos de media diaria de partículas PM10. Con los cambios en la climatología y el baldeo efectuado en las carreteras de Avilés y Castrillón, especialmente en las calles en torno a las estaciones de control de la polución, las últimas mediciones arrojaban datos mucho más positivos y sólo la plaza de La Guitarra superaba los máximos, con 56 microgramos por metro cúbico de PM10 en las últimas 24 horas.

«La situación ha mejorado sensiblemente respecto al martes. Las medidas que las administraciones y las industrias comenzaron a aplicar han contribuido a contener y reducir esa concentración de partículas en el aire», explicó Marañón tras la reunión en la que participaron los representantes de los ayuntamientos y del puerto, además de directores generales como el de Industria o Salud Pública y técnicos de la Agencia Estatal de Meteorología, entre otros. Precisamente desde la AEMET se aportaba el dato de que las condiciones meteorológicas adversas no desaparecerán al menos hasta la madrugada del viernes, de ahí la decisión adoptada de mantener el nivel de prealerta «al menos un día más».

Sobre la mesa se puso toda la documentación técnica sobre la evolución de los datos que vienen arrojando las estaciones de medición de contaminación de la comarca en los últimos días. Las explicaciones sobre lo que está sucediendo fueron meramente especulativas, dado que es difícil alcanzar a comprender cómo, por ejemplo, la estación de Llaranes no ha superado los niveles de PM10 y, sin embargo, sí lo hace Llano Ponte o una estación en donde el tráfico es mucho menos reducido y no se encuentra en el entorno de las grandes industrias como es la de la plaza de La Guitarra, que precisamente es la única que sigue arrojando medidas por encima de los 50 microgramos por metro cúbico de partículas PM10 que se consideran aceptables para la salud. Entre las posibles causas se apuntó al inicio del encendido de las calefacciones en un momento en el que Avilés y Castrillón sufren esta inversión térmica que dificulta la difusión de las partículas en suspensión.

En todo caso, ayer desde la Consejería de Medio Ambiente se insistía en aclarar que «los valores medios más altos alcanzados en las últimas jornadas no han superado en ningún caso el límite de 75 microgramos de partículas por metro cúbico de aire, lo que descartar la necesidad de activar la fase de alerta de protocolo en la que se prevén medidas más restrictivas». La directora de Calidad Ambiental recordó que la prealerta implica la adopción de una serie de medidas «que afectan a la actividad industrial y portuaria, al tráfico y al encendido de aquellas calefacciones que emplean combustibles más contaminantes». Fundamentalmente las medidas adoptadas han sido la del riego de las calles y carreteras por las administraciones y humectar los acopios de material en puerto y empresas, ya que sobre la mesa de la comisión no se pusieron, por ejemplo, datos sobre número de calefacciones que pudieran haberse encendido y por tanto tampoco ninguna orden para que se procediera al apagado. Además de ese baldeo, ahora sólo queda esperar a que las condiciones meteorológicas cambien y que la única estación que todavía está fuera de rango vuelva a ofrecer datos dentro de los que marca la normativa.

Perjuicio a la comarca

La alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, pidió ayer que no se genere un «alarmismo innecesario que no conducen a ningún sitio» con el tema de la contaminación porque ha considerado que ello «perjudica mucho a la comarca», recordando que sobre la situación que se está viviendo incide especialmente el clima. Recordó que en los últimos años se han producido «grandes inversiones en el puerto y en las industrias, pero eso no evita que en casos concretos suban los medidores». Concluyó que «hay que trabajar con los factores que efectivamente causan subidas en los medidores y hay que analizarlo en el contexto industrial que tenemos y luego desplegar todas las medidas que podamos hacer desde el ámbito ciudadano e industrial para que el efecto sea cada vez menor».

Por su parte, el concejal del Partido Popular, Francisco Zarracina, mostró su preocupación por los datos que se manejan estos días y pidió al equipo de gobierno la convocatoria de una comisión de Urbanismo en la que «explique el alcance real de la situación».

Otros grupos de la oposición también hicieron ayer su valoración. El portavoz de Somos en el Ayuntamiento, David Salcines, reclamó medidas para frenar los efectos de la contaminación, recordando que en el último año se han producido dos declaraciones de prealerta «y en ambos casos el equipo de gobierno ha valorado esta situación poniendo el acento únicamente en los efectos atmosféricos».

Este partido hace cuentas y considera que la declaración de prealerta debería de haberse producido un día antes. «Llama la atención que ni la consejera de Medio Ambiente ni el equipo de gobierno haya explicado el hecho de que si llevamos con niveles PM10 por encima de lo que contempla la ley desde el viernes, no es hasta el martes cuando se declara la prealerta. Debería hacerse al tercer día y no al cuarto como ha sucedido», apunta Salcines.

También Izquierda Unida incidía sobre la necesidad de exigir a las industrias que operan en la comarca mayores medidas en materia medioambiental. Su portavoz municipal, Alejandro Cueli, indicó que «cada vez que en el Pleno hablamos de contaminación se nos tacha de ir contra los intereses de Avilés, pero lo que hay que hacer es tomar medidas y las administraciones tienen que velar por la salud de los ciudadanos y exigir a las industrias que cumplan».

Desde Foro, la diputada Carmen Fernández, consideró que «desde la Consejería no se sigue ningún protocolo de actuación que asegure de forma preventiva la calidad del aire. Hacer 'algo' cuando se produce el día o días críticos es la mejor manera de no hacer nade limitándose a ir poniendo parches».

Por otro lado, ayer se reunió la plataforma ciudadana medioambiental que decidió continuar con las movilizaciones reclamando medidas. Fructuoso Pontigo, del Colectivo Ecologista, calificó de «ridículas» las declaraciones realizadas desde Avilés y Castrillón atribuyendo a las condiciones climáticas la situación. Anunció que denunciarán al Principado por no haber adoptado medidas antes, «a pesar de saber con antelación las previsiones meteorológicas». Y reclamarán que se cambie de lugar la estación de Salinas y se coloquen dos nuevas de benceno.