El Comercio

PSOE y UGT piden el máximo de bloques de 90 megavatios en la subasta eléctrica

El concejal de Promoción Económica, Manuel Campa; el secretario general de MCA-UGT, Jenaro Martínez; la alcaldesa, Mariví Monteserín; y el eurodiputado socialista, Jonás Fernández.
El concejal de Promoción Económica, Manuel Campa; el secretario general de MCA-UGT, Jenaro Martínez; la alcaldesa, Mariví Monteserín; y el eurodiputado socialista, Jonás Fernández. / MARIETA
  • Reclaman un cambio en la política energética para las grandes industrias consumidoras que garantice su competitividad

La alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín; el eurodiputado socialista, Jonás Fernández; y el secretario general del MCA-UGT de Asturias, Jenaro Martínez, mantuvieron ayer en las oficinas del sindicato en la ciudad una reunión con los delegados sindicales de las principales industrias y sus auxiliares afectadas por la próxima subasta eléctrica. Los tres coincidieron en reclamar un cambio en el sistema para garantizar el suministro a las grandes consumidoras, pero, conscientes de que la subasta que comenzará el próximo día 14 ya no se podrá parar, han pedido que se incluya en ella el máximo número de bloques de 90 megavatios (MW) previsto, trece, lo que beneficiaría especialmente a Alcoa.

Este modelo de subasta lleva tres años en funcionando en España «y es insuficiente para garantizar el futuro de la industria y los puestos de trabajo», afirmó el sindicalista, que recordó que las empresas grandes consumidas de energía dan empleo en Asturias a más de 10.000 personas. Recalcó que la energía industrial española es la séptima más cara de la Unión Europea y un 20% más cara que la media de los países comunitarios.

La nueva convocatoria de subasta eléctrica «es clavada a la del año anterior», lamentó el representante sindical. Plantea una horquilla de entre siete y trece bloques de 90 megavatios (MW) y UGT pide a Industria que vaya al máximo posible. «No se puede hacer como el año pasado, que salieron a subasta ocho bloques de 90 MW y dejar a empresas grandes consumidoras de energía, como es Alcoa, en una situación de debilidad y por lo tanto poner en riesgo los 400 puestos de trabajo», advirtió.

No obstante, Jenaro Martínez volvió a reclamar que el Gobierno «zanjar este tema de una vez por todas buscando un marco regulatorio estable en materia de energía, que lleve a poner un precio estatal competitivo, con una mayor dotación presupuestaria para eliminar la desventaja con los países del entorno y que las grandes compañías puedan planificar inversiones de futuro».

En su opinión, el Estado «también debería de valorar la posibilidad de poner de acuerdo a las empresas grandes consumidoras y a las compañías eléctricas para fijar precios competitivos en materia de energía».

Sin política industrial

Por su parte, la alcaldesa recordó la importancia industrial de la comarca y lamentó que «cinco años sin política industrial en el España esté lastrando la competitividad de nuestras empresas». En este sentido, consideró que «si la subasta eléctrica ya era una mala solución, este año en el que hay más competencia porque hay menos paquetes, estamos en una situación de más debilidad todavía». Insistió que esto afecta sobre todo a la comarca avilesina porque tres de las empresas más electrodependientes -Alcoa, ArcelorMittal y AZSA- se ubican aquí. «Sería absurdo que por ahorrar un poco el Gobierno ponga a competir a estas tres empresas y las ponga en una situación muy delicada, sobre todo a Alcoa», afirmó.

La alcaldesa, hasta hace año y medio diputada socialista en Madrid, recordó las múltiples iniciativas de su grupo parlamentario en el anterior mandato para reclamar una política industrial y un nuevo sistema de tarifa eléctrica industrial. «Siempre fueron rechazadas, ahora con un nuevo reparto de fuerzas en el parlamento será otra cosa, pero en este momento no teníamos margen con la subasta ya convocada, por lo que lo que pedimos es que se adopte la decisión menos dañina para la industria».

El eurodiputado socialista Jonás Fernández coincidió también en las peticiones. Además, explicó las iniciativas que se están adoptando por parte de las instituciones europeas para construir una auténtica unión energética con el objetivo de dotar de una mayor seguridad a los países miembro frente a las amenazas externas, y cumplir con los compromisos vinculados al llamado Acuerdo de París en materia medioambiental. Se mostró confiado de que «en algún momento la Unión Europea actúe y dé coherencia a un mercado que genera problemas competitivos».

Por su parte, el portavoz de IU en la Junta General, Gaspar Llamazares, pide la comparecencia del consejero de Industria, Francisco Blanco, para que explique la situación de Alcoa. En su opinión, la división en dos empresas que está viviendo la multinacional del aluminio debilita la posición de la factoría avilesina de cara a un hipotético proceso de venta. Para el portavoz de IU, Blanco debe comparecer «de manera urgente para explicar las gestiones que está haciendo para consolidar las instalaciones y el empleo en Avilés».