El Comercio

Las familias necesitadas con menores a su cargo podrán recibir 700 euros

La Consejería de Presidencia y Participación Ciudadana hizo pública ayer la continuación del acuerdo entre el Principado y el Ayuntamiento de Avilés para colaborar en lo referente a la gestión del programa de ayudas a familias en dificultades económicas con menores a su cargo durante el año 2016. Así, el consistorio será el encargado de gestionar el pago de la prestación económica tras el aporte de 483.700 euros por parte del Principado, que proviene a su vez de los presupuestos prorrogados. La resolución recoge también la obligatoriedad de que cada unidad familiar reciba una ayuda de setecientos euros. Según estas cuentas, hasta un máximo de 691 familias podrán beneficiarse de la prestación en el concejo de Avilés.

En cuanto a las condiciones que se exigirán a los demandantes de ayuda, figura la necesidad de que exista una convivencia efectiva y que los progenitores no hayan sido privados o suspendidos de la patria potestad. El grado de necesidad se medirá por criterios europeos (el AROPE), que combinan tres conceptos: el riesgo de pobreza, la carencial material y la baja intensidad en el empleo. La finalidad de este estudio es procurar que las necesidades básicas de los menores en mayor riesgo estén cubiertas.

Los socorridos serán unidades familiares que no puedan hacer frente a los gastos más ordinarios de la vida cotidiana, tales como la alimentación, el vestido, los suministros generales de la vivienda o el material escolar. La renta máxima anual del demandante no podrá superar por tanto la última cuantía fijada por el INE como umbral de riesgo de pobreza, requisitos que se deben acreditar mediante un informe de los Servicios Sociales. La Consejería de Servicios y Derechos Sociales será el órgano encargado de supervisar la aplicación de los fondos percibidos por el Ayuntamiento de Avilés.