El Comercio

Nikki Hill despliega mañana su mestizaje musical en Avilés

Nikki Hill, en una actuación en Gijón.
Nikki Hill, en una actuación en Gijón. / CITOULA
  • La artista ha conseguido irrumpir con fuerza en el panorama de música negra en Estados Unidos y ahora se embarca en una nueva gira mundial

Pese a que su proyecto musical se gestó hace apenas cuatro años, la estadounidense Nikki Hill ha conseguido abrirse un hueco en el mercado musical americano con su particular estilo que mezcla tradición y nuevas propuestas.

Criada en el coro gospel de una Iglesia, esta artista comenzó desde muy pequeña a nutrir su pasión por la musical, especialmente por los ritmos R&B y rock. Hill se nutrió de influencias tan variadas como AC/DC, Tina Turner o The Staple Singers para conformar un estilo musical inconfundible que ahora cautiva a todos sus oyentes y traspasa las fronteras de Estados Unidos para llegar a Europa y Australia.

El inconfundible aura que desprende en cada actuación ya le valió emprender una gira mundial en su año de debut, durante la que también visitó España. En esta ocasión llega al Teatro Palacio Valdés mañana sábado a las 20.30 horas para meterse en el bolsillo a los asistentes a su concierto, que promete rebosar entusiasmo pero también lo que predican los sonidos ardientes del gospel más rockero: altas horas de la noche, besos calientes y amor intoxicante.

Las entradas tienen un precio de 18 euros en taquilla el día del concierto o se pueden adquirir e forma anticipada en la web www.mestizoproducciones.es a un precio de 15 euros.

La cantante es capaz de transmitir todos estos sentimientos en sus actuaciones, en las que también cuenta con el apoyo de su marido. Matt Hill, guitarrista de la banda.