El Comercio

La lluvia reduce la contaminación y el Principado desactiva la prealerta

Imagen de la planta de las baterías de cok que mantiene abiertas ArcelorMittal en Avilés.
Imagen de la planta de las baterías de cok que mantiene abiertas ArcelorMittal en Avilés. / MARIETA
  • La directora general de Control Ambiental subraya que la calidad del aire «no se debe exclusivamente a la meteorología»

El giro meteorológico y la caída de las primeras gotas de lluvia redujeron ayer viernes los niveles de contaminación atmosférica hasta unos límites que el Principado ha considerado suficientes para desactivar la prealerta por contaminación en Avilés, vigente desde el martes. La decisión se adoptó a primera hora de la tarde después de que, según la directora general de Prevención y Control Ambiental, Elena Marañón, hayan transcurrido dos días sin que se superasen los valores máximos establecidos de pm10, el agente cuya concentración llevó a decretar la prealerta. Son partículas de polvo, hollín, cemento, metálicas o cenizas suspendidas en la atmósfera con un diámetro inferior a la centésima parte de un milímetro generadas, entre otras fuentes, por la actividad industrial, el tráfico y el movimiento de graneles en el puerto. El máximo diario está establecido en una media de 50 microgramos por metro cúbico de aire y días atrás algunas estaciones medidoras registraron 160, con picos próximos a 500. La situación se atribuyó a una situación de inversión térmica, fenómeno meteorológico propiciado por escasez de lluvia y viento que impide que el aire se eleve.

La directora general de Prevención y Control Ambiental subrayó ayer que «la causa de la buena o mala calidad del aire no se debe a la meteorología exclusivamente», sino que ésta «contribuye a favorecer o dificultar la dispersión» de las emisiones. Marañón también agradeció tanto a las administraciones como a las industrias las medidas previstas en el protocolo para este tipo de situaciones «que se han adoptado» y que según advirtió «deben mantenerse siempre que se pueda. No debemos relajarnos porque las buenas prácticas siempre son aconsejables para evitar en la medida de lo posible las emisiones y los efectos perjudiciales sobre la salud», añadió.

La consejería de Medio Ambiente activó el martes el protocolo de actuación al haberse superado el límite medio diario de partículas pm10 en las estaciones de Llano Ponte, plaza de La Guitarra y de Salinas. Medio Ambiente informó a las industrias con importantes emisiones difusas y a la Autoridad Portuaria para que redujeran al mínimo posible el movimiento y transporte de material pulverulento así como para mantener humectados todos los viales y focos de contaminación difusa, como acopios o cintas transportadoras. También se regaron las zonas en las que se registraron mayores concentraciones, como la plaza de la Guitarra, para dificultar así que las partículas depositadas sobre el suelo se liberasen en el aire.

A media tarde de ayer las estaciones de El Matadero y de la plaza de La Guitarra reflejaban concentraciones superiores a las máximas permitidas. La primera, en el polígono de Las Arobias, a las puertas del recinto portuario, reflejaba una media en las últimas 24 horas de 71 microgramos por metro cúbico de aire, con picos de hasta 133 a la una de la tarde, mientras que la de la plaza de La Guitarra se situaba en 54. En ambos casos la tendencia era a la baja.

El resto de agentes contaminantes se mantenía dentro de los límites con la salvedad de que la web de calidad del aire del Principado, que ofrece los datos en tiempo real, no reflejaba información alguna sobre benceno ni sobre partículas pm 2,5. Según la Coordinadora Ecologista de Asturias estas últimas superaban los valores máximos en Salinas, con una media de 28 microgramos por metro cúbico de aire, tres por encima del tope admitido, y picos de hasta 59.