El Comercio

El gobierno local rechaza externalizar la gestión del parking de La Exposición

  • Somos asegura que el proceso de construcción y explotación «ha sido de todo menos modélico» y critica la propuesta del PP

Externalizar la gestión del aparcamiento de La Exposición no figura en los planteamientos del gobierno local. «Sería un error», asegura su portavoz, Luis Ramón Fernández Huerga, que rechaza de plano la petición en tal sentido cursada por el PP. Argumenta que la sentencia que en primera instancia rechaza la indemnización de 8,7 millones que el antiguo concesionario reclamaba al Ayuntamiento, pero que también obliga a reintegrarle 1,7 millones, confirma que el actual gestor, la empresa pública municipal Ruasa, «lo está haciendo bien. La ocupación está mejorando y se están tomando decisiones adecuadas», aseguró. Entre ellas citó el proceso, ya en marcha, que permitirá sacar a la venta 174 de las 630 plazas, de las cuales 75 se reservan a depósito municipal de vehículos.

El PP incide en que los 1,7 millones «se suman a los 1,8 que se pagaron por las 75 plazas del depósito municipal, a los cerca de 200.000 euros de un aval que hubo que devolver a la antigua concesionario y al déficit de 2015», que cifra en 31.835 euros. A su juicio, el aparcamiento «es una gotera» y la externalización sería la vía para taparla. Huerga rebate que «si los números mejoran, las sentencias se ganan y la desafección para la venta de plazas sigue adelante no veo por qué habría que cambiar la gestión» al tiempo que destaca «la experiencia» de Ruasa, que también gestiona los aparcamientos de la plaza de España y El Atrio.

El portavoz socialista rechaza de forma tajante que, como sugiere el PP, el pago de los 1,7 millones pudiese desembocar en la imposición por parte del Estado de un nuevo plan económico financiero, aunque no desvela la fórmula que utilizará el Ayuntamiento para satisfacer el pago, si con cargo al remanente o a crédito. «Todavía no estamos en ese escenario. La sentencia aún no es firme, y creemos que la empresa va a recurrirla», auguró Fernández Huerga.

Somos Avilés, por su parte, mantiene que el proceso de construcción y explotación del parking «ha sido de todos menos modélico. Ante el negocio ruinoso de la gestora, el Ayuntamiento intentó primero salvar las cuentas de la concesionaria con la adquisición de plazas por parte de Ruasa, con un coste para las arcas públicas de 1,8 millones de euros, en un intento para reflotar las cuentas de la empresa y evitar lo que después sucedió, que la gestora acabase abandonando la gestión».

Somos también rechaza la externalización. «Después del dinero público invertido ahora el PP encuentra que la solución es volver al punto de partida. La gestión del parking ha sido un desastre en manos privadas y desde que Ruasa se ha hecho cargo al menos se ha conseguido reducir las pérdidas», por lo que considera que «más que una cura, la externalización llevaría a profundizar en la enfermedad».