El Comercio

El parque de bomberos de Avilés vuelve a ser el que más salidas realiza

Intervención de los bomberos de Avilés en un incendio reciente en Corvera.
Intervención de los bomberos de Avilés en un incendio reciente en Corvera. / MARIETA
  • En octubre contabilizó 79 y se mantiene con treinta efectivos a la espera de que se renueve el convenio que caducó el 31 de diciembre de 2015

El parque de bomberos de Avilés encabeza una vez más el ranking de salidas de los integrados en el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), que no incluye a los de Oviedo y Gijón dado que en ambos municipios el servicio es íntegramente municipal. El pasado octubre realizó 79, a una media de 2,54 diarias, según datos facilitados por el referido organismo. La segunda posición la ocupa a considerable distancia el de Barres (Castropol), con 54 salidas.

El parque de bomberos de Avilés está formado por treinta efectivos, dotación que a juicio de los sindicatos es insuficiente para cubrir con garantías el área de actuación asignada, que no se limita al municipio. También incluye Castrillón, Corvera, Llanera, Gozón e Illas. El servicio se regula mediante un convenio entre el Principado y los ayuntamientos, si bien solo acarrea coste para dos de ellos, los de Avilés y Castrillón, que abonan respectivamente 1,1 millones y 296.000 euros anuales. Los otros cuatro están exentos al contar con menos de 20.000 habitantes.

Dicho convenio expiró el 31 de diciembre de 2015 y continúa pendiente de renovación. En el caso de Castrillón, la propuesta del Principado contempla incrementar en 22.000 euros la aportación municipal y no concreta el número de efectivos, por lo que ha sido rechazada. Avilés, por su parte, mantiene silencio. «Seguimos negociando», manifestó ayer el portavoz del gobierno local, Luis Ramón Fernández Huerga.

Los sindicatos argumentan su petición de reforzar la plantilla no solo en la amplitud del área a cubrir, también en el elevado mapa de riesgo que presenta al incluir industrias pesadas y potencialmente peligrosas e instalaciones portuarias, aeroportuarias y ferroviarias.

«En Gijón, con un mapa de riesgo equiparable, hay el triple de bomberos», asegura Manuel Fernández, delegado sindical del parque de Avilés. Según indica, la dotación en servicio rara vez es superior a cinco, «insuficiente para atender a dos emergencias simultáneas», si bien en estos casos el SEPA moviliza las dotaciones necesarias procedentes de otros parques, principalmente los de Pravia y el de La Morgal. «El problema es que tardan en llegar», asegura Fernández, que establece en cuarenta el número mínimo necesario para cubrir el servicio con un mínimo de garantías.

El convenio fija en 32 la dotación del parque de bomberos, si bien hay dos plazas vacantes, por lo que en realidad el número se reduce a treinta. Y no se observan visos de que el nuevo vaya a satisfacer las demandas sindicales. «Más bien al contrario. Mucho nos tememos que la intención es que todo siga igual, treinta bomberos, y hay que tener presente que en los próximos años va haber tres jubilaciones», advierte Fernández.

La alcaldesa, Mariví Monteserín, admitió el pasado mes de abril que será «difícil» aumentar la plantilla. Aludió como motivos a la prórroga de los presupuestos regional y municipal y a la escasez de recursos al tiempo que esgrimió que el parque de Avilés trabaja en coordinación con los del entorno y con las dotaciones de ArcelorMittal y del Aeropuerto de Asturias.