El Comercio

El Contencioso del TSJA no admite el recurso de Castrillón contra el trazado de la Ronda Norte

Zona de La Maruca en la que la Ronda Norte conectará con el puerto de Avilés.
Zona de La Maruca en la que la Ronda Norte conectará con el puerto de Avilés. / marieta
  • La alcaldesa, Yasmina Triguero, anuncia que recurrirá al Tribunal Supremo y apela al diálogo para evitar la vía judicial

  • El tribunal acredita el defecto de forma denunciado por Principado, Ayuntamiento de Avilés y Puerto

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia del Principado de Asturias ha inadmitido el recurso presentado en julio del año pasado por el Ayuntamiento de Castrillón contra el acuerdo que aprueba el trazado de una nueva carretera de acceso a la margen izquierda del Puerto de Avilés, popularmente conocido como la Ronda Norte. La sentencia se fundamenta en un defecto de forma, la ausencia de un informe, y no entra a juzgar el fondo del asunto, circunstancia que según la alcaldesa, Yasmina Triguero, posibilita volver a presentar recurso ante el mismo Juzgado incorporando el informe que solicita el tribunal. También admite recurso de casación, ante el Tribunal Supremo, a presentar en un máximo de treinta días.

No lo dice así la sentencia a la que ha tenido acceso este periódico. La Sala de lo Contencioso señala al respecto que el recurso no se puede admitir porque el Ayuntamiento de Castrillón no aportó el dictamen exigible en estos casos del secretario o letrado municipal. Y no sólo eso, sino que «habiendo tenido oportunidad para ello», el Ayuntamiento de Castrillón no subsanó el error, señalando al respecto que «es la propia actitud pasiva (del Ayuntamiento), que con pleno conocimiento del defecto procesal invocado, no hace uso de los trámites procesales que le permiten la subsanación o formulación de alegaciones al respecto, lo que propicia la causa de inadmisibilidad apreciada».

La sentencia impone además las costas al Ayuntamiento de Castrillón y señala que contra el fallo cabe interponer recurso de casación en el término de treinta días, «para ser resuelto por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo si se denuncia la infracción de legislación estatal o por esta Sala de lo Contencioso Administrativo de este Tribunal Superior de Justicia si lo es por la legislación autonómica».

En el recurso presentado en su día por el Ayuntamiento de Castrillón figuraba como demandada la Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del Gobierno del Principado de Asturias, constando además como partes codemandadas la Autoridad Portuaria de Avilés, el Ayuntamiento de Avilés, la entidad Canteras La Atalaya S. L. y el Ayuntamiento de Gozón.

Triguero anticipa que el Ayuntamiento de Castrillón «seguirá adelante para intentar frenar un proyecto que daña los intereses del concejo y de la comarca. Tenemos que valorar cuál de las dos vías vamos a seguir, si presentar recurso de casación, que tardaría años en resolverse, o si subsanar el defecto que aprecia el juez y volver a presentar el recurso ante el mismo Juzgado».

La alcaldesa de Castrillón apunta a un tercera vía, el acuerdo. «Es el camino adecuado, tomar una decisión que favorezca al puerto y a todos los ayuntamientos de la comarca, también al nuestro. Solo retomaremos la vía judicial si no nos queda otro remedio».

En este sentido cabe recordar que la consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández, realizó varios llamamientos al diálogo tanto antes como después de que Castrillón interpusiese el recurso. «Nadie se ha puesto en contacto con nosotros», asegura al respecto Triguero.

La decisión de recurrir el acuerdo que da luz verde al trazado de la Ronda Norte se adoptó por acuerdo plenario, con los votos a favor de Izquierda Unida, Partido Popular, Ciudadanos y Foro y la abstención del PSOE y Castrillón Sí Puede.

A grandes rasgos, se fundamenta en cuestiones técnicas, medioambientales y especialmente formales, por adolecer, según el recurso, de la exigencia legal de consenso entre administraciones públicas así como la evaluación de otras alternativas. «El Principado había archivado el expediente y lo reabrió saltándose el procedimiento y sin tener en cuenta un mandato del parlamento asturiano», dice la alcaldesa.

La decisión de escoger el trazado «se adoptó en el Ministerio de Fomento, en una reunión en la que estuvieron presentes el Puerto, el Principado y el Ayuntamiento de Avilés, pero no el de Castrillón. Somos la administración más pequeña de las implicadas, pero como alcaldesa no puedo admitir que se tome una decisión que condiciona el futuro del concejo y de la comarca sin que se tenga en cuenta nuestra opinión».

Triguero mantiene que en el recurso sí figuraba un informe. «Lo redactó una técnica de la Fundación Universidad de Oviedo y contaba con el visto bueno de la secretaria municipal. No es cierto que faltase», subraya la alcaldesa de Castrillón al tiempo que recalca que el auto de inadmisión «no entra en el fondo del asunto. No es cosa juzgada y en todo caso se trata de un defecto subsanable»