El Comercio

Afronta tres años de cárcel por desprender un diente de un puñetazo a una mujer

  • El incidente ocurrió en julio del año pasado en la plaza de Santa Ana. La víctima perdió un incisivo y sufrió daños en otra pieza dental

El hombre se encontraba en la plaza de Santa Ana, en Miranda, con un grupo de amigos. Pasaba media hora de la medianoche cuando se acercó a una mujer que rechazó su conversación. Ella le pidió que la dejara en paz y que «corriera el aire», y la reacción de él no fue otra que la de pegarle un fuerte puñetazo en la cara.

Ocurrió el 30 de julio del año pasado y, a consecuencia de aquel golpe, la mujer sufrió una contusión facial y perdió uno de los dientes, el incisivo superior lateral derecho. Además, otra de las piezas dentales presenta una ligera movilidad y, aunque su vitalidad es positiva, no se descarta su necrosis en el futuro y que también pueda perderla, como relata el Ministerio Fiscal.

Por todo ello, el hombre se enfrenta hoy a un juicio en la Audiencia Provincial. La Fiscalía considera que lo ocurrido es un hecho constitutivo de un delito de lesiones y solicita que se condene al acusado a tres años de prisión, además de una inhabilitación especial para el ejercicio del derecho pasivo durante el tiempo que dure la condena, el pago de las costas procesales y el abono de una indemnización a la víctima de 720 euros por las lesiones sufridas, una cantidad a la que habrá que sumar además la cantidad que se determine en ejecución de sentencia por los gastos causados por los diversos daños dentales.

El juicio está fijado a las 10.30 horas en la Audiencia Provincial, con sede en Oviedo, y allí se tratará de determinar la veracidad de los hechos, que la Fiscalía ya da por probados, y se fijará, en su caso, tanto el tiempo de condena como la cuantía final de la indemnización que el acusado, un hombre de 58 años de edad, deberá abonarle a la mujer a la que presuntamente agredió hace ahora cerca de año y medio.