El Comercio

Una ingeniería para escribir ficción

Armando Arias, coordinador del Aula de Cultura, el escritor Manuel Hurtado y el periodista Fernando del Busto, ayer en el 40 Nudos.
Armando Arias, coordinador del Aula de Cultura, el escritor Manuel Hurtado y el periodista Fernando del Busto, ayer en el 40 Nudos. / MARIETA
  • Manuel Hurtado presentó ayer 'La librería del callejón' en el Aula de Cultura

«Manuel Hurtado demuestra que los de ciencias también pueden escribir, a veces incluso bien», bromeaba ayer Armando Arias, coordinador del Aula de Cultura de LA VOZ DE AVILÉS, antes de presentar al invitado estrella de la noche. El ingeniero de minas Manuel Hurtado Marjalizo hizo un breve parón en su ajetreada agenda profesional para presentar su libro ante los asistentes al evento organizado en el Hotel 40 Nudos. 'La librería del callejón', su segunda novela, va ya por las 10.000 copias vendidas y está a apenas una semana de inaugurar su cuarta edición.

«Sois unos privilegiados, los 33 últimos ejemplares disponibles de la tercera edición en España están todos en esta sala», comentaba el periodista de LA VOZ Fernando del Busto, quien fue el encargado de establecer un entretenido diálogo con el escritor. Hurtado se mostró muy dispuesto a contestar todas las dudas y preguntas que se le plantearon, entre las que también tuvieron cabida las relativas a su puesto de responsabilidad en Saint-Gobain. «A veces tengo la sensación de que viven dos personalidades distintas dentro de mí, cada una con su empleo», resaltaba.

Quizá de esta voluntad de exteriorizar su faceta artística nació su última novela, protagonizada por un pintor y un librero republicano y ambientada en el Madrid de los años cuarenta, justo después del fin de la Guerra Civil. «Ha sido un gran desafío escribir en primera persona, pero creo que el resultado final es bueno porque se trata de un recurso muy 'novelable'», aseguraba un autor, como el mismo recalca, «surgido por una mezcla de azar y curiosidad por la historia». Una afición que ha sabido reflejar a la perfección en sus dos publicaciones, ambas enmarcadas en el género de 'ficción histórica'.

El Manuel Hurtado que escribía poesías de joven «para encandilar a las chicas» evolucionó con el paso de los años hasta lo que es hoy, un escritor consolidado que incluso llegó a medirse con los mejores ya con su primera novela; 'La hora del Lobo Gris' fue subcampeona del prestigioso premio Fernando Lara en 2009. Pese a este inesperado éxito, el ingeniero se muestra igualmente humilde al hablar de la buena acogida de 'La librería del callejón'. «El premio del escritor es ser leído y exhibir su arte, es como quien tiene un bebé y lo va enseñando por el parque», ejemplificó.

El ambiente histórico y la introducción de dos historias distintas en el mismo relato son algunos de los rasgos comunes entre sus dos 'bebés', pero con el último se acerca mucho más a las realidades sociales vividas por sus lectores. «Como es un período histórico ampliamente conocido, el objetivo es que el lector se ancle a la realidad que presento y confundirle, hacerle pensar que las historias que cuento podrían haber ocurrido de verdad», subraya Hurtado. Del Busto, quien se declaró un gran admirador de su trabajo, explicó en esta línea que al final de las obras hay un epílogo que enumera los acontecimientos reales frente a los ficticios.

Y es que, pese a tratarse de una historia de espionaje, Hurtado trabaja tan al detalle el elemento de la documentación que acaba consiguiendo una atmósfera de verosimilitud total en sus escritos. «El 80% es preparación, leer y empaparme de elementos históricos, pero para mí no resulta arduo, sino apasionante», destacó. Eso, combinado con sus constantes vuelos entre Madrid y París por motivos laborales, dificulta su rapidez a la hora de producir novelas, que de media tarda en escribir cuatro años. «Va despacio, pero ya estoy con la tercera», prometió Hurtado antes de despedirse.