El Comercio

El número de robos con fuerza en domicilios aumenta un 78% en Avilés frente al 18,7% en Asturias

El Café Central de Villalegre sufrió un robo la semana pasada.
El Café Central de Villalegre sufrió un robo la semana pasada. / MARIETA
  • Los robos con violencia crecen un 33,3%, según recoge la estadística trimestral que publica el Ministerio del Interior

El número de robos con fuerza en el municipio de Avilés se dispara. En los primeros nueve meses del año se perpetraron 73, veintidós más que en el mismo período del año pasado, 41, lo que se supone un incremento el 78% . También aumenta de forma considerable el número de robos con violencia e intimidación y en menor medida el de hurtos, mientras que disminuye la sustracción de vehículos a motor y los delitos relacionados con el tráfico de drogas. Así se recoge en el balance de criminalidad que trimestralmente elabora el Ministerio de Interior en base a los datos de las infracciones penales registradas por Policía Nacional y Guardia Civil y por los cuerpos de Policía Local que facilitan datos al sistema estadístico de criminalidad, como es el caso de la de Avilés. El comisario, Agapito Pérez, declinó ayer valorar los datos que refleja el informe.

El aumento de los robos con fuerza en domicilios no es un problema exclusivo de Avilés. A nivel regional el incremento es del 18,7%, siete veces más que en España, con un crecimiento medio del 2,8%. En cuanto a los robos con violencia e intimidación, crecen un 33,3% en Avilés, 44 entre enero y septiembre del presente año, once más que el año pasado, mientras que en Asturias retroceden un 9,9%. Lo mismo sucede con los hurtos. En Avilés aumentan un 9% hasta situarse en 470 y en Asturias disminuyen un 6,4%, de 6.162 a 5.768 en el período de referencia.

En el lado positivo, las estadísticas constatan un descenso en el numero de vehículos sustraídos, 45 en lo que va de año, un 31,8% menos que en los primeros nueve meses de 2015. La caída más significativa se registra en el número de delitos relacionados con el tráfico de drogas, un 84,2%. Si entre en enero y septiembre de 2015 se contabilizaron diecinueve hasta el 31 de octubre la cifra se reduce a tres, descenso que puede guardar relación con el hecho de que la Policía Nacional ya no cuenta con una unidad especializada en este tipo de delitos. El grupo de estupefacientes fue desmantelado en noviembre del año pasado, cuando los cuatro agentes que hasta entonces lo componían se integraron en la policía judicial. La Jefatura Superior de Asturias aseguró entonces que esta medida se traduciría en una gestión «mas eficiente» del personal y que la droga «no es una cuestión que preocupe en Avilés».

El balance de criminalidad se completa con los datos relativos a delitos y faltas, que aumentan de 1.496 a 1.537, un 2,7%, y de homicidios dolosos y asesinatos consumados. El único que hay que lamentar en Avilés es el de Ascensión Amores Porcel, de 46 años. La mató su marido, Julio Pardo, que fue detenido horas después y permanece en prisión provisional.