El Comercio

El comisario rectifica a Interior y dice que la delincuencia ha bajado en Avilés

Agapito Pérez, en la comisaría de la Policía Nacional de Avilés.
Agapito Pérez, en la comisaría de la Policía Nacional de Avilés. / S. L.
  • El delegado del Gobierno, Gabino de Lorenzo, asegura que Asturias tiene la segunda tasa de criminalidad más baja de España

El comisario de la Policía Nacional de Avilés, Agapito Pérez, asegura que, lejos de crecer el índice de criminalidad, disminuye en Avilés. «Es una ciudad segura», asevera. En la misma línea se pronunció ayer el delegado del Gobierno en Asturias, Gabino de Lorenzo, que esgrime los datos facilitados ayer por el Ministerio del Interior publicados por este periódico. Recogen que en los primeros nueve meses del año el número de robos con fuerza en domicilios ha crecido en Avilés un 78% con relación al año anterior, de 41 a 73, y en un 33% los robos con violencia e intimidación y en menor medida el de hurtos, mientras que disminuye la sustracción de vehículos a motor y los delitos relacionados con el tráfico de drogas.

Ambos apelan a la tasa de criminalidad, el número de infracciones penales por cada 1.000 habitantes. «En el primer semestre era del 16,9 y a día de hoy estamos por debajo del 1%», afirma el comisario, que cifra en «unas 1.700, seis más que el año pasado», el número de denuncias interpuestas en comisaría en lo que va de 2016. «La delincuencia ha bajado mucho en Avilés gracias a la actuación policial en coordinación con la Guardia Civil y la Policía Local, y la tendencia sigue a la baja. El otro día detuvimos a un hombre acusado de ocho robos», recuerda.

En cuanto a los robos con fuerza en viviendas, «es cierto que han subido, pero no llegamos ni a cincuenta. Hay muchos menos de los que se dice, y en parte se debe a que tras su detención quienes los perpetran quedan en libertad provisional a la espera de juicio y vuelven a actuar. Cuando finalmente se celebran van a la cárcel y te olvidas de ellos una buena temporada», añade el comisario.

El diputado socialista Antonio Trevín manifestó tras conocer los datos del Ministerio del Interior que Asturias «tiene un serio problema de delincuencia porque los robos con fuerza en domicilios crecen siete veces más que en España», y vinculó la situación de «inseguridad ciudadana con el descenso de los presupuestos para la seguridad pública, que ha caído mil millones en España en los últimos cinco años, y con el recorte de plantillas de la Guardia Civil y de la Policía Nacional», que en el caso de Asturias estimó en «unos 600 efectivos».

El delegado del Gobierno rebate que Trevín «no ha sabido interpretar los datos del Ministerio del Interior». Así, asegura que reflejan que la tasa de criminalidad «sigue su tendencia descendiente. Asturias está dieciocho puntos por debajo de la media y es la segunda más baja de España, por detrás de Extremadura. Decir que la delincuencia ha subido en una región refiriéndose solamente a un determinado tipo de delito es simplemente una equivocación que conduce a la confusión», concluye De Lorenzo.