El Comercio

La CSI denuncia la intoxicación de una monitora de la piscina y la FDM niega problemas

La Corriente Sindical de Izquierdas (CSI) denunció ayer la «intoxicación» de una monitora de la piscina de El Quirinal el martes. La mutua, según este sindicato, ha hecho constar en su informe los síntomas de «dermatitis, rinofaringitis y obstrucción bronquial, registrándose un diagnóstico de bronquitis aguda, para el que se le está suministrando un tratamiento sujeto a revisión».

La Fundación Deportiva Municipal (FDM), por su parte, emitió ayer un comunicado en el que aseguró que después de que dos trabajadoras «sintieran picor en los ojos» se llevaron a cabo mediciones «de los parámetros de cloro en el aire y en el agua, que resultaron normales». Además, comprobaron el sistema de ventilación «que también era correcto». El Servicio de Riesgos Laborales realizó mediciones que arrojaron los mismos resultados. Afirman que ayer las trabajadoras volvieron a sus puestos.