El Comercio

Malestar sindical por la política de movilidad del Hospital San Agustín

Imagen de archivo de una trabajadora del área de Urgencias en el San Agustín.
Imagen de archivo de una trabajadora del área de Urgencias en el San Agustín. / MARIETA
  • La junta de personal denuncia que el proceso se ha detenido y que la situación impide a los trabajadores mejorar sus condiciones laborales

La junta de personal del Área Sanitaria III, a la que pertenece Avilés, expresó ayer miércoles su «profundo malestar» con el Servicio de Salud del Principado (SESPA) por la paralización del proceso de movilidad interna de los trabajadores dentro del Hospital Universitario San Agustín (HUSA). La junta considera «inadmisible que existiendo numerosos puestos de trabajo vacantes en las diferentes categorías, el SESPA no permita que los empleados fijos puedan optar a moverse a plazas de la plantilla orgánica ocupadas por personal eventual».

De ese modo, los sindicatos entienden que se mejorarían las condiciones de trabajo dentro del centro, mediante la movilidad interna. «Es decir, tener opción a ocupar puestos con unas condiciones más favorables, como por ejemplo hacer una jornada sin nocturnidad», precisa la junta de personal.

En opinión de los representantes de los trabajadores, la dirección del centro plantea esta prohibición bajo la premisa de que está elaborando un documento para la movilidad interna, común a todas las áreas sanitarias, tarea en la que aseguran lleva más de dos años. «Consideramos que el SESPA sigue menospreciando a los trabajadores del Área Sanitaria III y a sus representantes, que en repetidas ocasiones han solicitado reunirse con la gerencia y con la consejería, sin recibir respuesta alguna», lamenta.

La junta de personal cree que la «maniobra» del SESPA dilatará el proceso de movilización, «ya que ni si quiera ha presentado un borrador del documento que dice estar elaborando ni a los trabajadores ni a las distintas gerencias de las áreas. Mientras, los trabajadores no tienen opción a mejorar sus condiciones laborales». Por último, exige al SESPA «que no ponga piedras en el camino y que permita realizar movilizaciones internas con el documento pactado en el Área III, con carácter puntual. hasta que el SESPA sea capaz de realizar otros».