El Comercio

Las parroquias de la zona sur reclaman al Principado las obras de saneamiento

Los vecinos cortaron ayer la carretera de acceso a Las Bárzanas como protesta.
Los vecinos cortaron ayer la carretera de acceso a Las Bárzanas como protesta. / MARIETA
  • Asociaciones, vecinos a título individual y representantes de los grupos municipales cortan el acceso a Las Bárzanas como protesta

Los vecinos de las parroquias de la zona sur de Castrillón se citaron ayer en el cruce de La Riera, en Las Bárzanas, para reclamar al Principado las obras de saneamiento pendientes. En torno a 1.500 habitantes son los afectados por la ausencia de la red de saneamiento, pendiente desde el año 2010.

«Llevamos seis años esperando que se realicen unas obras que fueron licitadas con un plazo de ejecución de dieciocho meses en el año 2010. El saneamiento es básico para los vecinos pero nadie nos escucha», expuso el presidente de la Asociación de Vecinos de Las Bárzanas, José Manuel Fernández. Junto a él estuvieron representantes de las seis entidades vecinales de la zona sur (La Braña, San Miguel de Quiloño, El Forcón, Pillarno y Llodares-La Ramera), así como concejales de los grupos municipales de Izquierda Unida, Partido Popular y Castrillón Sí Puede, que se sumaron a las peticiones vecinales y coincidieron en reclamar al Principado la puesta en marcha de la red «cuanto antes, porque la zona rural no es menos que la urbana».

Los vecinos cortaron la carretera que de manera intermitente en varias ocasiones y colocaron pancartas reivindicativas para hacerse oír, además de leer un manifiesto redactado por todas las asociaciones vecinales. «Esta es la primera concentración, pero haremos más. La siguiente será en Piedras Blancas y también en Oviedo, delante de la Junta General. Llevaremos un inodoro y lo plantaremos en el alcantarillado, para que vean lo que nos sucede a nosotros. Estamos cansados de tener que pagar la limpieza de las fosas sépticas», afirmaron los vecinos.

El saneamiento de esta zona está realizado por partes, algunas zonas cuentan con él, en otras está hecho pero no en funcionamiento y muchas otras ni siquiera tienen proyecto redactado para ejecutarlo.