El Comercio

El Principado pide a Castrillón que renuncie a «opciones sin salida» sobre la Ronda Norte

El trazado de la carretera previsto discurriría paralelo a las vías en la zona de Las Arobias y cruzaría hacia San Cristóbal a través de un viaducto en la zona de El Reblinco.
El trazado de la carretera previsto discurriría paralelo a las vías en la zona de Las Arobias y cruzaría hacia San Cristóbal a través de un viaducto en la zona de El Reblinco. / MARIETA
  • El diálogo sobre un proyecto que lleva más de diez años sobre la mesa «tiene que llevar aparejadas soluciones»

El Principado se reafirma en su disposición a buscar un consenso con el Ayuntamiento de Castrillón para desbloquear el proyecto que contempla construir una nueva carretera de acceso al puerto, la Ronda Norte, paralizado a raíz de la demanda judicial interpuesta por el referido Consistorio contra el acuerdo que dibuja su trazado. Ha sido inadmitida, pero la alcaldesa, Yasmina Triguero, mantiene su determinación de seguir la vía judicial al tiempo que abre la puerta al diálogo.

La respuesta del Principado llegó ayer. «Desde el inicio de la pasada legislatura hemos tenido una actitud proclive al diálogo, tanto antes como después del recurso presentado por el Ayuntamiento de Castrillón, disposición que hemos practicado reiteradamente y que sigue intacta», asegura la Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente. En aras a alcanzar ese consenso se muestra «abierta a escuchar los planteamientos que se nos quieran hacer, pero desde la irrenunciable premisa de intentar avanzar para hacer realidad, cuanto antes, el acceso al puerto de Avilés y, como es lógico, descartando opciones paralizantes y sin salida».

El proyecto de construir una nueva carretera que dé acceso al puerto y descargue el tráfico pesado que a día de hoy soportan la travesía de la N-632, a su paso por Avilés, y la avenida del Conde de Guadalhorce lleva más de una década sobre la mesa. Tras un sinfín de conversaciones e iniciativas que siempre terminaron en desencuentros, el Ministerio de Fomento -que financia el proyecto-, la Autoridad Portuaria, el Ayuntamiento de Avilés y el Principado acordaron a mediados del año pasado un trazado.

La apuesta es por el denominado número dos de los que plantea en el estudio informativo y de impacto ambiental, es decir, la alternativa norte por Avilés. La carretera partiría de la antigua Nacional 632, en La Vegona, enlazaría con la Variante de Avilés, que sería desdoblada, y concluiría en la Travesía de la Industria, que conecta con el puerto y la zona industrial. El acuerdo deja la redacción del proyecto en manos del Principado, que aprobó el correspondiente gasto por valor de 499.645 euros.

El Ayuntamiento de Castrillón entendió que el trazado resultaría lesivo para los intereses del concejo y que el acuerdo se había tomado a sus espaldas, sin tener en cuenta sus consideraciones y vulnerando por tanto el espíritu de consenso entre las administraciones implicadas, por lo que acudió a los tribunales.

Tal decisión se adoptó en una sesión plenaria con el apoyo de PP, Foro y Ciudadanos y la abstención de PSOE y Castrillón Sí Puede, y la sentencia salió a la luz el pasado lunes. La inadmisión decretada por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias se fundamenta en un defecto de forma, la ausencia de un informe, sin entrar en el fondo de la cuestión. Triguero reafirmó entonces su decisión de mantener la vía judicial, bien mediante recurso de casación o interponiendo una nueva demanda ante la misma instancia, al entender que tal posibilidad sigue viva «al tratarse de cosa no juzgada». También apeló al consenso. «Sería lo inteligente», dijo nada más conocer la sentencia.

Proyecto estratégico

El Principado subraya en su respuesta que «después de más de diez años sin avances en un proyecto estratégico para la comarca de Avilés no deberíamos eternizarnos en conversaciones estériles. A estas alturas el diálogo tiene que llevar aparejadas soluciones». El PP de Castrillón, por su parte, también apela al consenso, si bien matiza que la carretera debería enlazar con la Autovía del Cantábrico, no con la Variante a través de La Vegona. IU Castrillón, por su parte, pide que la carretera se tienda por la margen derecha de la ría, que habría de salvarse mediante un puente o un túnel.