El Comercio

Saint-Gobain reducirá la fabricación de parabrisas en Avilés en un 11%

Una manifestación de trabajadores de la factoría de Saint-Gobain en Avilés.
Una manifestación de trabajadores de la factoría de Saint-Gobain en Avilés. / S. L.
  • Comisiones Obreras rechaza la bajada en la producción en Sekurit para 2017 y reclama inversiones en Avilés

Las previsiones de Saint-Gobain de producir el próximo año un 11% menos de parabrisas en la línea de Sekurit en Avilés alarma al comité de empresa y, ayer, la sección sindical de Comisiones Obreras, denunció la situación en una circular interna después de reunirse con la dirección de la fábrica. La próxima semana, dirección y sindicatos volverán a abordar el tema.

La actual situación surge cuando la dirección plantea al comité la necesidad de frenar la producción entre finales de este año y principios de 2017 y, así, evitar la acumulación de stocks. En diciembre, es un mes donde la sucesión de festivos provoca que se reduzca la producción de vehículos en un contexto donde, además, se tiende a reducir las existencias almacenadas.

No es la primera vez que en Saint-Gobain se aborda esta situación y, de hecho, existe margen para cierta flexibilidad, aunque no es una negociación que resulte sencilla para el comité.

El problema salta cuando los sindicatos conocen que, para el próximo año, los presupuestos recogen una reducción de la producción de parabrisas del 11%.

A eso se une, el incremento de la competencia dentro del propio grupo Saint-Gobain, que dispone de fábricas en Polonia, República Checa y Marruecos en condiciones de competir en igualdad con Avilés en calidad de producción y con unos costes laborales muchos menores. Marruecos, por ejemplo, donde ya se encuentra instalada Renault, cuenta con una línea de Sekurit idéntica a la de Avilés y, el próximo año, la duplicará.

Reclamar inversiones

Así las cosas, los temores de los sindicatos son claros y pasan por una posible deslocalización de la producción de Avilés a otras fábricas del grupo, según denunció ayer la sección sindical de Comisiones Obreras en Saint-Gobain, que planteará a sus homólogos en UGT crear un frente común para trasladar a las administraciones locales y regionales sus inquietudes.

Y es que el sindicato no obvia que el anuncio de la reducción de la producción llega en un momento en que aumenta la demanda del mercado y, en buena lógica, la dinámica debería ser la contraria. Por eso, desde Comisiones Obreras se lanzaba ayer un primer llamamiento para reclamar inversiones en la planta de Avilés que aseguren su futuro.

En esta línea, se recordaba como en el pasado, tras la caída del horno float se produjo el desmantelamiento del Centro de Investigación y Desarrollo, uno de los pilares de la continuidad de las instalaciones de La Maruca.

A lo largo de la próxima semana, el comité de empresa volverá reunirse con la dirección de la fábrica de Avilés para tratar de conseguir certezas que despejen las dudas sobre el futuro de Saint-Gobain en la ciudad.