El Comercio

El Consejo de la Mujer.
El Consejo de la Mujer. / MARIETA

Una señal en La Carriona expresará el rechazo a las agresiones sexistas

  • El Consejo de la Mujer cierra el programa de actividades para el 25-N, que contará con una charla de la abogada Teresa Peramato

En unas semanas, el Ayuntamiento instalará en una de las entradas de la ciudad, concretamente en la glorieta de La Carriona, una señal que rezará 'Avilés rechaza las agresiones sexistas'. Es un paso más en la campaña iniciada este pasado verano contra este tipo de comportamientos, y se espera que pueda coincidir con la celebración del Día Internacional contra la Violencia de Género, el 25 de noviembre.

Para esa jornada ya hay cerrado un programa de actividades, que se presentará oficialmente este lunes y que seguirá un esquema similar al de los años anteriores, con una jornada, una exposición, la lectura de un manifiesto y distintas actividades en los colegios. Los actos principales estarán relacionados con la violencia y el sexismo, y se desarrollarán en el Edificio de Servicios Universitarios. Allí, el mismo día 25 se llevará a cabo el acto institucional a partir de las 10.30 horas. En el transcurso del mismo, la abogada Teresa Peramato, especializada en violencia de género, ofrecerá una conferencia. Se prepara además una actividad para la tarde del día 28, esta dirigida a un público más joven, en la que evaluará el proyecto 'Educando en los buenos amores' llevado a cabo en los institutos y se abordará el sexismo entre los jóvenes y adolescentes, según detalló ayer la concejala de la Mujer, Raquel Ruiz.

Mujer y deporte

La reunión de ayer del Consejo de la Mujer sirvió además para acordar la adhesión del Ayuntamiento de Avilés al Pacto Social contra la Violencia de Género del Principado, para lo que la administración autonómica ya ha habilitado una página web, y para avanzar que, en los meses de junio o julio se llevará a cabo una jornada sobre mujeres deportistas destinada a mejorar la visibilidad de las féminas en este sector.

Además, salió adelante una propuesta de Izquierda Unida para trabajar de forma conjunta con los medios de comunicación el tratamiento del deporte femenino y evitar que se repitan algunas informaciones vistas durante los Juegos Olímpicos, como el exceso de protagonismo del entrenador de la campeona de bádminton Carolina Marín o comentarios acerca del aspecto físico o la vestimenta de las deportistas.