El Comercio

La alcaldesa de Castrillón defiende que su actitud no bloquea la Ronda Norte

El trazado previsto inicialmente afectaría a la parcela de la iglesia y de uno de los supermercados de La Maruca.
El trazado previsto inicialmente afectaría a la parcela de la iglesia y de uno de los supermercados de La Maruca. / MARIETA
  • Triguero sostiene que la vía judicial que mantiene abierta el Ayuntamiento «no impide que el Principado comience a desarrollar el proyecto»

La alcaldesa de Castrillón, Yasmina Triguero, rechaza que la vía judicial que mantiene abierta el Ayuntamiento que preside contra el trazado de la futura carretera de acceso al puerto bloquee su desarrollo. «No hemos solicitado medidas cautelares, por lo que nada impide que se ponga en marcha. Si el Principado quiere puede hacerlo», asegura al respecto.

Triguero califica los reproches en tal sentido vertidos desde el Gobierno regional y el PP de Avilés de «hipócritas y demagogos» y anuncia que presentará recurso de casación ante la sentencia que en base a un defecto de forma inadmite el recurso contra el acuerdo adoptado en su día por el Ministerio de Fomento, organismo que financiará la obra, el Principado, la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento de Avilés. «Se tomó a espaldas de Castrillón. No estábamos en esa escena, ni nos invitaron ni nos hicieron partícipes. El Principado había archivado el expediente y el compromiso, refrendado por la Secretaría de Estado, consistía en reabrirlo únicamente si existía consenso entre todas las partes implicadas. Y no lo había».

La Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente ofrece diálogo «siempre y cuando no incluya opciones sin salida y lleve aparejadas soluciones». Triguero también muestra su disposición a negociar, «pero llevamos año y medio sin saber nada de la consejería». Su titular, Belén Fernández, «me llamó poco después de que interpusiéramos el recurso. Me dijo que nos iba a convocar, y no lo hizo. Si se hubiesen iniciado las conversaciones habríamos retirado el recurso, pero hasta hoy».

La decisión de interponerlo se adoptó en sesión plenaria con el apoyo expreso del PP. La alcaldesa asegura que «no nos han dejado otra vía para defender los intereses no de Castrillón, sino de toda la comarca». A su juicio, la alternativa elegida «causaría un colapso en la Variante. Entendemos que la carretera debería unir las dos márgenes de la ría y conectar directamente con la Autovía del Cantábrico. Podría ser más costoso, pero sin duda más eficiente. Alejaría el tráfico pesado del núcleo urbano de la comarca y el impacto medio ambiental sería mucho menor. Hay que pensar a más a largo plazo. Y no es que lo digamos nosotros, también hay informes técnicos que lo constatan».

La boina, en Avilés

Triguero también se refirió a las declaraciones en las que el concejal del PP de Avilés Constantino Álvarez solicita que «se quite la boina del localismo y piense en clave comarcal. «Quien tiene esa boina puesta es el Ayuntamiento de Avilés. En la reunión celebrada en Madrid en la que se tomó el acuerdo a nuestras espaldas estaban presentes Pilar Varela -entonces alcaldesa de Avilés-, un concejal del PSOE, la presidenta del PP local -Carmen Rodríguez Maniega- y la consejera, Belén Fernández, que también es de Avilés». A la hora de adoptarla «tuvieron en cuenta el proyecto de la Isla de la Innovación. Entiendo muy bien que lo defiendan, pero no que supedite los intereses Castrillón. Vamos a interponer recurso de casación y no lo retiraremos salvo que la consejera nos llame y veamos que la posibilidad de alcanzar un acuerdo que satisfaga a todos esté al alcance», concluyó la alcaldesa de Castrillón.

La carretera descargaría el tráfico pesado que soportan la antigua N-632 y la avenida del Conde de Guadalhorce, generado en su mayor parte por empresas asentadas en Castrillón.