El Comercio

Trabajadores reparando el firme de la calle La Ferrería el pasado mes de octubre.
Trabajadores reparando el firme de la calle La Ferrería el pasado mes de octubre. / MARIETA

El Ayuntamiento ya ha abonado este año 30.591 euros en compensaciones por caídas

  • El Consistorio ha reconocido doce de las 56 reclamaciones presentadas, mientras otra ha sido estimada por la vía judicial

El año pasado, el Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 4 de Oviedo condenó al Ayuntamiento de Avilés a indemnizar a una mujer con cerca de 30.000 euros por una caída en la acera de la carretera que une Avilés con Grado, a la altura del bar Asturias, en La Carriona. La reclamación inicial de esta vecina era muy superior, y alcanzaba los 83.000 euros, argumentando que había necesitado 239 días de cuidados sanitarios y que le habían quedado secuelas permanentes del golpe, que el juez determinó que se había producido por un tropiezo debido al mal estado de la acera.

Ha sido una de las indemnizaciones más cuantiosas que el Ayuntamiento ha tenido que abonar por una caída en la vía pública en los últimos años. Sin ir más lejos, esa misma cantidad es la que el Ayuntamiento lleva abonada ahora mismo por las reclamaciones por caídas que ha reconocido tanto por la vía administrativa como por la judicial en este año.

A lo largo de todo este 2016, el Consistorio ya ha tenido que hacer frente al pago de 30.591 euros a trece vecinos cuyas peticiones han sido estimadas. Las solicitudes, en cambio, han sido mucho más numerosas y llegan ya a las 56, que es el número de personas que ha requerido una indemnización por alguna caída en la vía pública avilesina, debido sobre todo al mal estado de baldosas en las aceras o calles peatonales o arquetas y tapas de desagüe o alcantarillas ausentes o incorrectamente colocadas.

De esas 56 reclamaciones que han sido efectuadas hasta la fecha, el Consistorio solo ha acatado doce, y muchas de ellas de forma parcial. De esas 44 restantes, varias han seguido la vía judicial, aunque de momento solo una ha obtenido una respuesta positiva de los tribunales. Cabrá ver si en los próximos meses se produce alguna sentencia más desfavorable al Ayuntamiento.

El reparto del coste

El coste de estas caídas ha tenido un impacto económico total de 30.591 euros, de los que la mayor parte han sido abonados por los seguros de responsabilidad contratados por el Consistorio. El Ayuntamiento sólo ha tenido que pagar 2.472 euros en concepto de franquicias, mientras que a cargo de los seguros han corrido los otros 25.191 euros. Uno de los accidentes fue achacado a la empresa Aguas de Avilés, que se hizo cargo de la correspondiente indemnización, que en ese caso fue de 628,60 euros. La indemnización más baja fue de 172 euros.

La mayor parte de las compensaciones que han sido abonadas este año lo han sido por cuantías inferiores a los 1.000 euros, pero hay algunas que han sido muy superiores. De hecho, la mitad del importe global se lo lleva un solo accidente, ocurrido en la plaza de Alfonso VI, y eso que sólo se estimó de forma parcial. Ese accidente, producido por una canaleta que presentaba desperfectos, se ha llevado 15.020 euros.

Además de ese caso, ha habido otros tres siniestros que han resultado especialmente perjuiciosos económicamente. La segunda reclamación más cara fue por una caída en la calle Rivero, que en ese caso se debió al desnivel de las baldosas. Se estimaron totalmente las pretensiones del demandante y supuso el pago de 3.964 euros. Otros 2.908 fueron para una persona que había sufrido un golpe en el pasaje peatonal que une la calle Cabruñana con Fernández Balsera, mientras que a otro ciudadano que se había caído en José Manuel Pedregal debido a una tapa de arqueta de la red de alumbrado hubo que abonarle 2.767 euros. El primero de estos dos últimos afectados tuvo que recurrir a los juzgados para lograr su indemnización.

A buen seguro, este tipo de incidentes se reducirán a partir de ahora, gracias a la inversión de 120.000 euros que el Consistorio ha puesto en marcha para reparar las baldosas defectuosas de las calles del casco histórico, donde más sufren debido al tránsito de furgonetas y camiones de reparto. También está previsto el arreglo de las aceras de varias calles tanto del centro como de algunos barrios, especialmente en Llaranes y La Luz, así como en El Alfaraz. No variará, en cambio, el importe del seguro de responsabilidad civil, suscrito actualmente con la compañía Mapfre y que asciende a 108.000 euros.