El Comercio

Josefa García 'Fina', minutos antes de iniciarse el homenaje.
Josefa García 'Fina', minutos antes de iniciarse el homenaje. / MARIETA

«Hay mucha gente que notiene opción a reivindicar loque por ley le corresponde»

  • «Las huelgas generales fueron necesarias. Nos jugábamos mucho y había que salir, como ahora, porque las cosas no están mucho mejor»

  • Josefa García Rocha. Asesora jurídica jubilada de CCOO

Josefa García Rocha, 'Fina', se jubila. Graduado Social, en 1977 comenzó a trabajar en Comisiones Obreras Avilés como asesora jurídica, cargo que ha desempeñado en los últimos 39 años. Ayer recibió el cariño de sus compañeros en un homenaje celebrado en el Hotel NH Palacio de Avilés al que también acudieron, abogados, procuradores, magistrados, secretarios judiciales y algunas de las personas que durante todo este tiempo han conseguido hacer valer sus derechos gracias al trabajo de Fina.

-¿Qué recuerda de aquellos primeros años?

-Había muchos conflictos, muchas reclamaciones. El sindicato iniciaba su andadura y mi labor era de asesoramiento jurídico. Eran tiempos difíciles en los que todo se vivía con mucha ilusión y esperanza.

-¿Cómo llegó al sindicato?

-Cuando terminé los estudios de Graduado Social, en Oviedo, me enteré de que necesitaba una persona con mi titulación y para allá fui. Hasta hoy.

-Ha vivido la reconversión industrial, las huelgas generales...

-Y muchas crisis, expedientes de regulación de empleo, manifestaciones y reivindicaciones. Las huelgas fueron necesarias. Nos jugábamos mucho y había que salir, como también hay que salir ahora. Las cosas no están mucho mejor.

-¿Cuáles fueron los años más difíciles?

-Yo diría que los de la crisis de los primeros años de la década de los noventa. Fueron tiempos muy conflictivos, con muchos expedientes de regulación de empleo.

-¿Cómo ha evolucionado el movimiento sindical en estos casi cuarenta años?

-Ha habido muchos cambios legislativos, organizativos y tecnológicos a los que nos tuvimos que ir adaptando. Cuando empezamos ni siquiera había Estatuto del Trabajador, y mucho menos internet o teléfonos móviles.

-¿Y a nivel social?

-La sociedad ha cambiado mucho.

-¿A mejor?

-No lo tengo tan claro. Lo que espero es que haya más formación, y de hecho la hay, pero los jóvenes se tienen que marchar. Si me puedo jubilar con un contrato relevo y darle el testigo a alguien tan preparado como lo estaba yo o más, aunque sin experiencia, hay que darle paso.

-¿Qué siente al echar la mirada atrás?

-Vértigo. El tiempo pasa muy rápido.

-La Reforma Laboral sigue viva.

-Y va a haber más.

-Y la llamada ley mordaza también.

-Todo lo que sea recortar derechos de los trabajadores y de los ciudadanos en general está mal. Pero también hay una Ley de Huelga. No se ha modificado mucho, y más vale que siga siendo así.

-Y el desempleo se reduce.

-A base de contratos basura, a tiempo parcial y con salarios bajos. Hay mucho paro y mucha gente que no tiene opción de reivindicar lo que por ley le corresponde, por lo que tampoco hay mucha fuerza de negociación.

-¿Hacia dónde se dirige la actividad sindical?

-Los tiempos cambian, y al margen del ámbito estrictamente laboral hay otras reivindicaciones que también hay que atender, como el cuidado del medio ambiente.

-En los últimos años se percibe cierta desafección hacia los sindicatos.

-Es cierto que la afiliación ha bajado, pero la cuestión económica tiene mucho que ver. Hay que suprimir gastos, y el que no tiene una trabajo fijo tampoco se apunta a un sindicato. Luego hay otras muchas cuestiones que habría que analizar y subsanar.

-¿Cuál ha sido su mayor satisfacción como asesora jurídica de CCOO?

-Han sido muchas, las he vivido en el día a día. Informar a la gente, arreglar situaciones, ganar demandas ante organismos públicos y empresas y conseguir que al que pierde el trabajo al menos se le pague lo que le corresponde.

-¿Cómo ve el mercado laboral en Avilés?

-Es mucha pregunta. Al menos las grandes empresas asentadas en la ciudad han mantenido el empleo, aunque con dificultades y sacrificios a cargo de los trabajadores. Constituyen un buen soporte, y ahora parece que las nuevas empresas tecnológicas están funcionando.

-¿Cree que el desempleo seguirá retrocediendo en los próximos meses?

-En eso no soy demasiado optimista. Seguirán los recortes.