El Comercio

CC OO pide que se mantenga el empleo auxiliar de las baterías de cok

Las baterías de cok vistas desde el Centro Niemeyer.
Las baterías de cok vistas desde el Centro Niemeyer. / MARIETA
  • El sindicato recuerda que genera 300 puestos de trabajo en el sector y reclama que se conserven cuando se cierren las instalaciones en 2019

La Federación de Industria de Comisiones Obreras reclamó ayer a ArcelorMittal que en el proceso de cierre de las baterías de cok de Avilés no olvide al personal de las empresas auxiliares, algo más de 300 trabajadores, y cuyo futuro se encuentra en el aire ante el anuncio de la dirección de la compañía de cerrar estas instalaciones en 2019 para contar sólo con el cok de las nuevas baterías de Gijón.

En este sentido, el sindicato plantea la necesidad de trasladar a los trabajadores afectados a Gijón y en caso de que no hubiese carga de trabajo para todos ellos, distribuirlos en los diferentes talleres de las factorías para asegurarles su empleo.

La Federación de Industria de Comisiones Obreras recuerda la necesidad de disponer en Asturias de baterías de cok, ya que «permiten mantener el modelo de siderurgia integral y que entendemos como imprescindible para el futuro de nuestra región».

Además, CC OO reclama que el abastecimiento de cok se produzca con suministro producido exclusivamente en las factorías asturianas. En la actualidad, los sindicatos temen que se tenga que importar cok en el futuro, toda vez que la capacidad de producción prevista para las baterías de Gijón será menor que la actual de Avilés, con lo que, en su opinión, se lastrará la posibilidad de crecimiento de la producción siderúrgica en la región.

Cumplir la normativa

La dirección de ArcelorMittal anunció el pasado día 4 de este mes sus planes de terminar la vida operativa de las baterías de cok de Avilés en 2019, sin realizar las inversiones necesarias para mantengan su producción. Sin embargo, desde Comisiones Obreras se recordaba ayer que este planteamiento no debe ser incompatible con el respeto a las medidas medio ambientales fijadas por el Principado de Asturias.

En este sentido, desde el sindicato se exige «el estricto cumplimiento de las normas medio ambientales ante las que están sujetas tanto en las actuales baterías de Avilés como en las futuras instalaciones de Gijón». Comisiones Obreras asevera que sus representantes trabajarán en ese objetivo «tanto en las empresas auxiliares como en la matriz».

De la misma manera, velarán «por el cumplimiento de las medidas de seguridad necesarias y que se hagan las oportunas reparaciones para que en ningún momento se pongan en riesgo la seguridad y la salud de las personas que en ellas prestan servicio».

Las baterías de cok representan una pieza fundamental en el mantenimiento de la actividad siderúrgica, ya que producen el carbón con suficiente poder calorífico para el funcionamiento de los altos hornos. Esta es una de las razones por las que se ha venido prorrogando su actividad en el Parque Empresarial Principado de Asturias, a la espera de las futuras instalaciones que se construyen en Gijón, inversión ya aprobada por la dirección de ArcelorMittal y que se retrasó por la crisis económica. El cese de la actividad en Avilés provoca incertidumbres sobre el empleo y que los sindicatos quieren atajar.